Pandemia

Cerca de la mitad de los bares volvió a abrir después de 80 días

Deben limitar la capacidad del local al 50 por ciento y distanciar las mesas. Estiman que cerca del fin de semana habrá más movimiento.

Martes 09 de Junio de 2020

Luego de 80 días sin clientes en los locales, los bares y restaurantes volvieron ayer a abrir sus puertas al público en un marco de satisfacción, aunque el movimiento fue "muy tranquilo" al tratarse de un lunes.

De los 1.600 locales que hay en Rosario, desde la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica (Aehgar) analizaron que abrió solo "entre un 40 y 50 por ciento". En especial, lo hicieron los restobares del microcentro, que aprovecharon el movimiento de gente que está de paso por trámites o de compras.

La gastronomía debe respetar el horario de 7 a 23, limitar la capacidad al 50 por ciento, distanciar las mesas, limpiar las manos de los clientes al llegar, y tomarle los datos al ingresar para asegurar la trazabilidad en caso de producirse un contagio.

"Lo positivo es el comienzo, pero no fue nada extraordinario. Muchos bares no han abierto porque había que hacer una adaptación, como poner las mesas, instalar separaciones y terminar la limpieza, que se demoró por las idas y vueltas de la semana pasada respecto de la autorización", evaluó Carlos Mellano, presidente de Aehgar.

"1.600 bares hay en Rosario si se contabilizan también los restarurantes. Ayer abrió cerca del 50 por ciento"

Es que, según anticiparon desde la asociación, algunos locales piensan abrir a partir de hoy o mañana. Las parrillas y restaurantes más grandes, que funcionarán con reserva previa, arrancarán el jueves. Y otros emprendimientos gastronómicos, como por ejemplo los de la zona norte, por cuestiones climáticas abrirán el fin de semana, más sobre el viernes.

"En general se cumplió el protocolo. Se respetó la capacidad, pero tampoco hubo llenos del 50 por ciento. Sólo un conocido bar temático de bulevar Oroño registró colas", graficó Mellano.

Para el empresario, la sensación es que fue una jornada motivadora. "Volver a trabajar después de casi tres meses nos hace sentir satisfechos. La gente va a ir volviendo despacito, llegando al fin de semana la juventud seguramente se acercará", se esperanzó.

Cumplidores

Desde el municipio aclararon que "no hubo reportes negativos" en aquellos lugares donde se fiscalizó. "Se han cumplido los protocolos, se está respetando el distanciamiento y la capacidad limitada a la mitad. No hubo hechos desafortunados ni incumplimientos", comunicó la secretaria de Control municipal, Carolina Labayru.

Con cautela

De todos modos, aclaró que al tratarse del debut, hubo una "intervención cautelosa" de los inspectores.

"Entendemos que estuvieron mucho tiempo cerrados. La idea es que los comerciantes no se sientan perseguidos. Se trabaja apelando al diálogo, con alguna advertencia o corrección verbal", dijo Labayru.

Alcoholemia

La titular del área de Control estimó que recién el jueves se irá viendo un poco más de movimiento, y anticipó en ese sentido que esta semana volverán los controles de alcoholemia, con foco en Pichincha y avenida Pellegrini, que es donde está la mayor concentración de gastronomía. De las tareas participará Fiscalización de Transporte, la Dirección General de Tránsito, Control Urbano, Inspección y la Guardia Urbana Municipal.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS