La ciudad

Cayó parte de la mampostería de una casona de Rioja al 700

El desprendimiento se produjo alrededor de las 11 y obligó a cortar el tránsito, que quedó reducido. Mañana intervendrá Obras Particulares

Domingo 27 de Enero de 2019

Una vez más, en pleno centro de la ciudad, grandes trozos de mampostería de una vieja casona se desprendieron y cayeron en plena calle generando una situación de riesgo para peatones, ciclistas y vehículos. El hecho ocurrió ayer, durante la mañana, en Rioja al 700, en un inmueble que según indicaron los vecinos se encuentra deshabitado y en estado de abandono. Si bien en un principio la Secretaría de Control y Convivencia intervino y cerró la circulación de vehículos, ya sobre el mediodía se habilitó media calzada. La Dirección de Obras Particulares tomará el caso mañana para evaluar el estado de la propiedad.

   El hecho se produjo sobre las 11 de ayer, en Rioja 735, cuando los trozos de mampostería se desprendieron desde lo más alto de la casona y cayeron tanto sobre la vereda como sobre la bicisenda que recorre la izquierda de la calzada.

   Fueron los vecinos los primeros en alertar del episodio y comentaron el estado de abandono de la propiedad que lleva tiempo deshabitada y que sólo muestra una cadena y un candado en cada una de las puertas de ingreso; un inmueble que según ellos relataron pasó por algunos intentos fallidos de usurpación.

   Agentes de la Secretaría de Control y Convivencia fueron los primeros en intervenir y quienes, ante todo, interrumpieron el tránsito para evaluar la situación. Así, un patrullero de la policía estuvo interrumpiendo el paso de vehículos más de una hora y más tarde, se decidió dejar vallado el lugar habilitando media calzada para la circulación y pidiendo a los conductores "precaución" en la zona.

   Es que recién mañana, con el inicio de la semana, el personal de la Dirección de Obras Particulares podrá evaluar tanto la estructura como la situación patrimonial del edificio.

   No es la primera vez que el estado de abandono de una vieja casona sufre desprendimientos poniendo en riesgo a quienes transitan por la calle. De hecho, en 2016 cuando una situación de las mismas características se produjo en Laprida al 1100, desde el municipio advirtieron del estado de deterioro de muchos inmuebles del centro de la ciudad, incluso algunos de ellos catalogados como de valor patrimonial.

   En ese momento, se advirtió sobre la "desidia en el mantenimiento de los propietarios", una situación que obligó al municipio a intimarlos a realizar a los mismos para que realicen las tareas correspondientes y así y todo no lograron resolverse, y el municipio tuvo que insistir en los reclamos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});