La ciudad

Caso Serra: Garré puso a disposición las fuerzas federales

La ministra de Seguridad nacional recibió ayer a los familiares del hombre desaparecido hace 42 días. El juez que investiga el caso convocó ayer a las fuerzas provinciales y nacionales.

Miércoles 05 de Diciembre de 2012

Walter Serra lleva 42 días desaparecido y ayer su caso llegó al despacho de la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré. Sin pistas, y sin resultados en la búsqueda, los familiares del hombre de 38 años decidieron salir a buscarlo más allá de la ciudad de Rosario, el último lugar donde se despidió de su esposa luego de llevarla a una pileta a nadar. "Estamos angustiados y sorprendidos por la falta de respuestas tanto de la policía como la Justicia en Rosario", definió ayer Virginia, la esposa de Walter, ambos padres de una niña que cumplió dos años el último 2 de noviembre. Cuando su papá ya estaba desaparecido.

La entrevista de los familiares de Serra con Garré transcurrió durante una larga hora y media en el octavo piso de la sede del ministerio, en el barrio de la Recoleta, en Capital Federal. Y contó con la gestión previa, y luego la presencia, del diputado nacional Agustín Rossi. El jefe del bloque oficialista recibió el último sábado en Rosario a Virginia, Susana (la madre) y a Paula Serra, la hermana del hombre del que no se tienen noticias. Allí la familia le pidió a Rossi que "hiciera algo a nivel nacional". El "Chivo" marcó el número de la ministra y en el momento se concretó la cita para ayer.

Si bien el caso está rodeado hasta el momento de puro misterio, la ministra se comprometió a activar algunas acciones que podrían ayudar a desarrollar una o varias pistas de trabajo. En ese sentido, Susana, la madre de Serra, le pedirá hoy al juez Héctor Postma —a cargo de la causa— que avance con pedidos concretos para las distintas fuerzas de seguridad federales. Postma se reunió ayer con todas las fuerzas de seguridad (ver aparte).

"Además de reunirse necesitamos que (Postma) desarrolle alguna hipótesis de trabajo, y que, si amerita, nos solicite acciones concretas a las fuerzas federales", dijo ayer Garré en la reunión con los familiares. De igual forma, en el Ministerio de Seguridad vienen mirando con especial atención al área sur de la ciudad, una zona considerada muy insegura.

La idea en el ministerio de Gelly y Obes es que la conducción de la investigación del juez es indelegable. Y que de él depende que la búsqueda se active o no. El tipo jurídico del caso, al no haberse producido pedido de rescate que presuma un secuestro, continúa en una zona ambigua. Donde ni siquiera se estaría cometiendo un delito.

La esposa de Walter comentó al salir del encuentro con Garré que no puede entender el motivo de la desaparición de su marido, que no se sintió contenida con el trato que le viene dando la policía de Rosario, pero que, de todos modos, no quiere "calificar" a la fuerza santafesina.

Serra trabajaba en un bar, propiedad de un familiar, "por la noche", detalló Virginia. Además, durante el día, "hacía operaciones financieras para otra persona, como compra y venta de dólares", continuó Virginia. "Sabemos que fue a realizar una transacción en una financiera por unos 100 mil pesos, que salió de ahí y que luego le perdimos todo rastro", relató la afligida esposa.

Mas allá de los deseados acuerdos entre las distintas agencias de seguridad, provinciales y nacionales, en la entrevista de ayer de los familiares de Serra con Garré campeó la intención de darle la mayor visibilidad posible al caso, y en todo el país. "Queremos que la foto de Walter esté en todos lados", explicó Virginia.

Por su parte, Rossi, factótum del encuentro, analizó que al caso Serra hay que analizarlo desde la perspectiva exclusiva de la desaparición y la necesidad urgente de obtener un resultado positivo en la búsqueda. "Y no mezclar valoraciones acerca de la actividad de Serra, que han sido motivo de distintos comentarios en los últimos días".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario