La ciudad

Casa por casa, la búsqueda en los barrios

En dupla, unos 40 profesionales y estudiantes avanzados de carreras humanísticas recorrieron por estos días, con mapa, encuesta y datos de los jóvenes en la mano, el barrio La Tablada, de la zona sur de Rosario. Cada domicilio se visita por lo menos tres veces hasta dar con el joven o algún familiar. Es el primer paso para lograr que miles de jóvenes vuelvan a estudiar.

Domingo 11 de Marzo de 2018

En dupla, unos 40 profesionales y estudiantes avanzados de carreras humanísticas recorrieron por estos días, con mapa, encuesta y datos de los jóvenes en la mano, el barrio La Tablada, de la zona sur de Rosario. Cada domicilio se visita por lo menos tres veces hasta dar con el joven o algún familiar. Es el primer paso para lograr que miles de jóvenes vuelvan a estudiar.

Los referentes identificados con las remeras del plan se llegan hasta la dirección que les aporta el sistema informático nominal del Ministerio de Educación de Santa Fe.

Algunos vecinos conocen de qué se trata el programa pero otros se enteran por primera vez de su existencia. Beatriz, madre de dos jóvenes de 18 y 23 años, afirmó: "Me sorprendió la visita de los chicos del Vuelvo a Estudiar; me gusta todo esto que están haciendo por los jóvenes".

Sus dos hijos no pudieron terminar la escuela. "Hoy en día si no tenés un secundario, no te dan un trabajo efectivo", aseguró Beatriz, al tiempo que valoró este plan de retorno a los estudios ya que "sirve para sacar a los jóvenes de la calle".

Florencia Alcain tiene 22 años y vive en calle Ayacucho, a una cuadra de la apertura de calles que realizó la Municipalidad de Rosario.

"Dejé la escuela en el año 2016; estuve por anotarme pero dí vueltas. Me gustaría empezar en una técnica porque sin el secundario completo no podés trabajar en ningún lado", reflexionó.

Ricardo Oviedo trabaja en un lavadero de autos y dejó la escuela en el año 2014 por un problema familiar.

"Vi pasar a los chicos, había escuchado del plan; por suerte me dieron muy buena información de lo que tengo que hacer", contó esperanzado en poder tener otra oportunidad.

El joven que se gana la vida en el lavadero de avenida Uriburu afirmó: "Quiero terminar el secundario porque hoy todo se basa en el estudio, no es deshonra lavar un auto pero me gustaría tener un mejor trabajo y que mi hija también diga ?mi viejo terminó la escuela?".

En estos días, unos 40 operadores de la cartera educativa recorrieron barrio Tablada en Rosario

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario