La ciudad

Caruana negó "aprietes" a los médicos que trabajan en centros de salud municipales

El secretario de Salud Pública de la Municipalidad reconoció que hay problemas de violencia, pero remarcó que "son abordados y analizados junto con el personal".

Viernes 13 de Marzo de 2015

El secretario de Salud Pública de la Municipalidad, Leonardo Caruana, salió a responder las acusaciones que realizó esta mañana la secretaria general del gremio que agrupa los médicos, Amra.

La dirigente sindical había dicho que los médicos "son apretados" por la Municipalidad para que no denuncien los hechos de violencia que se dan entorno a los centros de de salud en las zonas más vulnerables, y el funcionario respondió, negando en forma tajante que eso ocurra, y afirmó que "Maiorana está plantada en un posicionamiento político e ideológico contrapuesto con la salud pública".

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Caruana acusó a Maiorana de tener posturas que "no escuchaba desde la época en que Ramón Carrillo era ministro de Salud", y dijo que está vinculada al Frente Renovador.

Agregó que la dirigente de Amra, ante los casos de violencia en los efectores públicos "habla de retirar o de repensar algunos centros de salud. No escucho algo así desde la época de Ramón Carrillo cuando fuer ministro de salud. Ningún sanitarista o dirigente gremial del movimiento de salud colectiva tiene una posición de retirarse de las zonas expuestas".

El titular del área de Salud de la Municipalidad remarcó que cada vez que se produce alguna situación de violencia barrial o que tenga como víctima a un médico "el problema es abordado. Reconocemos las dificultades. Hemos trabajado y seguimos buscando soluciones, generando distintos dispositivos entre las áreas más duras como lo hicimos en nuestros hospitales. Negamos totalmente que haya aprietes. Nuestra caracaterísicas desde hace 25 años es escuchar a los trabajadores".

"No ponemos en contradicción la defensa de los trabajadores con la atención de la salud de la población. Esa es una falsa contradicción. Tenemos que seguir trabajando para mejorar las condiciones de nuestros equipos, pero garantizando la atención de la población", añadió.

"Niego los dichos de Maiorana, porque cada vez que hay una situación de violencia en el barrio o en un efector, son los propios equipos, junto con el sindicato municipal y nosotros, los que abordamos el problema desde el área de salud y con las otras secretarías", consignó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS