La ciudad

Caruana: "La presencia del sistema sanitario en los barrios es inédita en el país"

El secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, salió a defender ayer el accionar de los operadores sanitarios en la asistencia a la problemática de las adicciones.

Sábado 03 de Octubre de 2015

El secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, salió a defender ayer el accionar de los operadores sanitarios en la asistencia a la problemática de las adicciones. "La presencia del sistema de salud en cada uno de los barrios es inédita en la Argentina", destacó el funcionario e indicó que los fondos en salud mental forman parte del presupuesto total para el área.

Las declaraciones del funcionario llegaron como respuesta a la crítica que un día antes había lanzado el titular de la pastoral de drogadependencia, Fabián Belay, quien había señalado que en Rosario "no existe una red de contención para tratar las adicciones".

El sacerdote también había indicado que la Iglesia le solicitó a la Intendencia disponer de una guardia hospitalaria específica que atienda pacientes adictos.

En tal sentido, Caruana detalló ayer que en el Servicio Integral de Asistencia Sanitaria (Sies) existen profesionales que pueden intervenir ante una requisitoria de los hospitales, y mencionó a las áreas de salud mental de los dispensarios y efectores municipales y provinciales como los soportes en atención. También hizo referencia al servicio de Toxicología "y a los más de 100 acompañantes terapéuticos que se financian a través de las ONG's y las becas de internación. Es una inversión superior a lo que se destina a un programa de adicciones", se defendió Caruana.

Sin embargo, aclaró que "todo esto no significa que no tengamos dificultades y desafíos para pensar nuevas estrategias. Pero no estamos de acuerdo en que se diga que no existe una red de trabajo", subrayó.

En cuanto a las políticas preventivas que también se reclamaron desde el sector eclesiástico, Caruana mencionó a las "inespecíficas, pero que aportan inclusión social, como el Plan Abre, Nueva Oportunidad y las becas de capacitación".

En relación a la naturalización del consumo de drogas que Belay había señalado que existe en la sociedad, Caruana contrapuso el paradigma del abstencionismo al de la reducción de daños. "Hay que pensar la relación del adicto con la sustancia. No es lo mismo el consumidor problemático que el esporádico", aclaró.

Tras repasar el encuentro que sostuvo días atrás con Belay, el funcionario de la intendenta Mónica Fein insistió: "Estamos a disposición para abordar desafíos, pero sobre la base de la existencia de una presencia del Estado".

En el territorio. Por su parte, en la parroquia Nuestra Señora de Fátima, enclavada en villa Manuelita, los integrantes de la Pastoral de los Excluidos Claudio Castricone y Darío Rotondo también aportaron su mirada.

Tras repasar cómo la economía narco se mete en las finanzas domésticas de las familias carenciadas, los religiosos llamaron a aunar esfuerzos para la recomposición social. "No es sólo la Iglesia, la escuela o el centro de salud. Acá tenemos que trabajar en red, sino atomizamos el trabajo y cada uno hace en su quintita", advirtió Castricone.

En esta línea, Rotondo instó a "aunar esfuerzos juntos en comunidad, tirando para el mismo lado. Si no se trabaja en forma mancomunada, resulta imposible".

Hace un mes los sacerdotes y otros 20 religiosos fueron a vivir la experiencia al Bajo Flores en Capital Federal y en la villa 31 en la parroquia Cristo Obrero fundada por el padre Carlos Mugica. "Hay que ponerse a caminar con la gente. En 2002 tuvimos que salir a poner comedores, hoy hay que buscar lugares de contención para los pibes que se drogan", comparó Castricone.

Con el aval explícito de la diócesis rosarina, la Pastoral de los Excluidos ensaya su desembarco en el territorio para principios de 2016. "Estaremos en Fátima, en Nuestra Señora de Itatí (barrio Las Flores) y en María Madre de Dios (La Lata).

"Hay que recibir la vida como viene. Drogados, borrachos, muchos de estos pibes no tienen hábitos de nada. A lo mejor al principio hay que prestarles el oído, abrazarlos y darles un mate", consideró Castricone.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS