La ciudad

Cappiello, en defensa de farmacéuticos locales y en contra de Farmacity

El senador por el departamento Rosario, Miguel Cappiello, salió en defensa de los farmacéuticos santafesinos y advirtió sobre las consecuencias que podría tener un posible fallo de la Corte Suprema de Justicia a favor de Farmacity.

Miércoles 23 de Mayo de 2018

El senador por el departamento Rosario, Miguel Cappiello, salió en defensa de los farmacéuticos santafesinos y advirtió sobre las consecuencias que podría tener un posible fallo de la Corte Suprema de Justicia a favor de Farmacity.

"Las farmacias son un servicio público y su administración debe estar a cargo de farmacéuticos matriculados, así lo expresa la ley de farmacias provincial que prohíbe que las sociedades comerciales se involucren en el rubro y habilita sólo a empresas unipersonales", manifestó Cappiello.

Luego agregó: "Si la Corte se expresa a favor de esta mega sociedad anónima, esa sentencia tendrá efectos muy negativos en nuestra provincia, ya que de ser así estarían en riesgo cientos de puestos de trabajo".

Cappiello recordó que Santa Fe "tiene desde hace años un sistema que funciona muy bien, las farmacias se localizan bajo un criterio unificado, con turnos y guardias, para garantizar el acceso a todos los vecinos de cada ciudad".

El senador mencionó que Farmacity empezó a funcionar en el país en 1997, bajo el respaldo del fondo de inversión Pegasus, fundado por el actual vicejefe de gabinete de la Nación, Mario Quintana.

Actualmente la firma pretende instalarse en territorio bonaerense, objetando la constitucionalidad de la norma sancionada por la Legislatura de Buenos Aires. "Llama la atención la coincidencia del avance del caso con el cargo actual de Quintana", dijo el legislador.

En la provincia hubo dos intentos de desembarco por parte de la firma en 2009 y 2016, y ambos fueron rechazados. "La operatoria de esta empresa es abrir sucursales bien ubicadas ofreciendo productos a bajos precios. Luego de un tiempo, las farmacias que conocemos, que son comercios más chicos, no pueden competir y empiezan a cerrar y los farmacéuticos, auxiliares y empleados se quedan sin trabajo", advirtió.

"Luego —siguió— dejan de mantener los precios bajos, porque pasan a ser una de las pocas opciones para la gente que termina pagando medicamentos más caros".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario