La ciudad

Caos en el microcentro por nueva clase pública de alumnos de Humanidades

El presidente del centro de estudiantes, Felipe Porta, dijo que el reclamo se realizó para pedir “por más cargos docentes, concursos transparentes y mejoras edilicias”.   

Sábado 23 de Abril de 2016

En una nueva jornada de clase pública, estudiantes de la facultad de Humanidades y Artes reclamaron provocando caos vehicular en el microcentro. Fue similar a lo que ya manifestaron sus pares de Psicología y Medicina: por un mejor porcentaje de aumento para los docentes, pero, además, para concretar las obras de remodelación del edificio.

   Alumnos de la Facultad de Humanidades se congregaron sobre calle Entre Ríos para asistir a cursos sobre bellas artes que se dictaron a lo largo de la mañana. El presidente del centro de estudiantes, Felipe Porta, dijo que el reclamo se realizó para pedir “por más cargos docentes, concursos transparentes y mejoras edilicias”. Esto último se basa en la falta de terminación del edificio nuevo, que tiene entrada por Corrientes.

   La manifestación estudiantil provocó un caos en la mañana del microcentro ya que la calle, a la altura de la facultad convive con las obras que se están llevando a cabo por Entre Ríos. “El corte ya lo habíamos previsto desde hace un tiempo”, afirmó Porta, y agregó: “Esta iniciativa de impartir cursos de bellas artes forma parte de una serie de clases para solidarizarse con la causa de los docentes desde el sector estudiantil. A lo largo de la mañana pasaron cerca de 100 personas”.

Problema de espacio. En relación a lo que viven otras facultades de la UNR, Porta aseguró que “la problemática por la falta de espacio tiene que ver tanto desde lo docente, como desde lo estudiantil. Es abrumadora la cantidad de estudiantes que hay para uno o dos docentes”. Pero también, el presidente contó una situación particular: “Muchas veces quedan a cargo los ayudantes de cursado de determinados cursos; entonces, cobran menos y no tienen los mismos derechos laborales. No tienen la responsabilidad de hacerlo. Se ven en una situación en la que no pueden decir que no a los titulares de las cátedras”.

   Los problemas se dan tanto en el edificio viejo, como en el nuevo. “Todo esto también tiene relación con lo que pasó el año pasado”, afirmó, en función de un hecho que podría haber terminado en una tragedia: un vidrio cayó sobre una estudiante desde el sexto piso del edificio, provocándole graves cortes en la cabeza.

   “Las condiciones de cursado no son las mejores. Estamos con un edificio viejo que no está en condiciones de ser utilizado, ya que tiene sus problemas: hay cables que de tela y pisos de madera. Y el edificio nuevo sigue lloviéndose adentro, por lo que lo que las lluvias de estas dos semanas complicaron las cosas”, relató Porta, y concluyó diciendo: “Se hicieron avances, pero estamos en edificios que no se pueden habitar”.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario