Pandemia

Cantero negó que haya habido clases presenciales en un colegio de Fisherton

Luego de la denuncia de Sadop contra una institución educativa ligada al Opus Dei, la ministra de Educación aseguró que "se verificó" que solo hubo "entrega de materiales"

Martes 15 de Junio de 2021

La ministra de Educación, Adriana Cantero, negó que un colegio privado de Fisherton haya dictado clases, tal como lo denunció el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop). Según explicó la funcionaria: "No hubo clases normales, lo hemos verificado". ¿Qué ocurrió entonces? "Han contestado que en el marco de las circulares del Ministerio de Educación se ha convocado a chicos para la entrega de materiales, lo cual está habilitado”, remarcó.

El secretario general de la delegación Rosario de Sadop Martín Lucero, denunció más temprano que un colegio ligado al Opus Dei dio clases presenciales a pesar de que están prohibidas a raíz del protocolo previsto por el Ministerio de Educación provincial. Reclamó una investigación y la correspondiente denuncia penal por el caso.

Lucero indicó en el programa "Todos en La Ocho" que todo surgió a partir de la denuncia de una vecino, quien observó una situación suspicaz por parte del colegio en plena pandemia de coronavirus. A su vez, el gremialista apuntó que es un claustro educativo "muy vinculado al Opus Dei", que despidió a un delegado de ese gremio.

Sugestivamente, circuló además un flyer acerca de una convocatoria para realizar un abrazo simbólico al colegio Los Arroyos de parte de las familias de esa institución educativa junto a Mirasoles y Senderos. En el mismo, invitaban a la comunidad educativa a llevar a los chicos con uniforme escolar y carteles alusivos en contra de las medidas preventivas previstas.

Arroyos.jpg

"Se trata de un colegio con el que hemos tenido problemas tras el despido de un delegado de Sadop y está muy vinculado al Opus Dei", apuntó Lucero para opinar que "lejos de ser un acto de rebeldía es una irresponsabilidad total, porque lo que están haciendo es generar en los niños y niñas la idea de incumplir la norma cuando algo no me gusta".

El dirigente de Sadop afirmó que en el Ministerio de Educación les reconocieron que "por lo menos" hubo clases presenciales en los grados menores, situación que consideró como "una barbaridad porque tiene la misma ilegalidad que una fiesta clandestina".

"El Ministerio tiene que hacer una investigación sobre esto y deberían hacer la denuncia penal en la Fiscalía, lamentamos profundamente porque esta no es la conducta que tiene el resto de los establecimientos educativos", concluyó.

Por su parte, desde la dirección de Educación Privada de la provincia indicaron: "Desde esa institución educativa aseguraron que se ajustaron a la circular Nº15, que establece la distribución de materiales y clases presenciales y que por esa razón siguen en la virtualidad".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario