La ciudad

Cansados de robos y vandalismo, en el Cementerio de Disidentes pusieron portero eléctrico

Las cámaras de videovigilancia y el alambrado del perímetro resulta insuficiente ante los continuos ataques. Fueron al Concejo a pedir mayor seguridad y medidas de prevención.

Lunes 20 de Octubre de 2014

La comisión de Seguridad del Concejo Municipal de Rosario recibió a representantes del Cementerio de Disidentes, donde son víctimas constantes de robos y vandalismo, a punto tal que debieron reforzar la seguridad hasta instalar un portero eléctrico.

Primero pusieron alambres de púa en el perímetro, luego cámaras de seguridad y ahora un portero eléctrico, pero todas las medidas resultaron insuficientes. "Se nos meten por los muros de seis metros a llevar placas, también a veces entran a llevar limones y rompen sepulturas", dijo el administrador del cementerio, Mariano Rubio, quien añadió que "de a poco se fue subiendo el nivel de seguridad. Ahora hay portero eléctrico, entonces cada persona que debe ingresar se anuncia, si vemos que no viene a hacer algo propio al cementerio se le restringe la entrada, no se le permite ingresar".

Entre otras cosas, pidieron al Concejo sobre la posibilidad de mejorar la iluminación, realizar más podas, más prevención y contectar cámaras de videovigilancia con el 911 y con el sistema de monitoreo de la provincia.

El concejal Diego Giuliano destacó que “el Cementerio de Disidentes, que cuenta con un arte funerario de importante valor histórico, más allá del valor afectivo, es continuamente saqueado hasta tal punto que en una sola noche 100 placas fueron robadas del predio. La administración debió incorporar cámaras de seguridad, alarmas y hasta portero eléctrico, aunque las medidas no fueron suficientes. Por eso solicitamos, a través de un proyecto de la concejala Lorena Giménez, garantizar la presencia policial en el predio”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario