Cambian el cableado para evitar apagones en la zona de Tribunales
Se trata de un reemplazo de tendido que apunta a dar mayor eficiencia al suministro.

Por estos días, unas enormes bobinas con gruesos cables de aluminio se apilan en la esquina de Alvear y Montevideo, mientras un grupo de operarios de la subcontratista Haidar SRL alista los trabajos previos para que la Empresa Provincial de la Energía (EPE) concrete una obra "muy importante" y largamente esperada en beneficio de la zona de los Tribunales provinciales y, de modo indirecto, el macrocentro de la ciudad. Se trata de un reemplazo de tendido que apunta a dar mayor eficiencia al suministro.

Se trata de una "reforma estructural" planificada por la EPE para "repotenciar y mejorar la calidad del servicio en la red de media tensión", adelantó el presidente de la EPE, Maximiliano Neri.

La obra, en la que se invirtieron arriba de 6 millones de pesos, estará lista durante el mes próximo con el objetivo de reducir al máximo la posibilidad de cortes en el suministro durante el verano 2019.

El cambio del tendido, que reemplazará el viejo cableado por otro que tiene una mayor sección y tecnología más moderna (con conductores de aluminio), contribuirá a mejorar el suministro eléctrico en una zona de Rosario que en los últimos años vio aumentar notablemente su densidad de población y también la actividad.

En ese radio se encuentra el edificio de los Tribunales provinciales, por donde entre empleados y vecinos circulan más de cinco mil personas al día, que será beneficiario directo de la obra.

El titular de la EPE afirmó que "concretar esta reforma es un avance importante", ya que la actividad urbana "requiere un ritmo de ejecución e inversión que desafía día a día" a mejorar la "calidad del servicio" y a revisar los "procesos y gestiones".

En la empresa estatal, sostuvo Neri, "miles de personas" trabajan para "generar una infraestructura y un sistema más eficientes".

En este caso, detalló, la reforma "repotenciará" y dará "mayor eficiencia" al suministro, lo que su vez prometen que ayudará a reducir los cortes por alta demanda, como suele suceder en los calurosos veranos rosarinos.

La obra debería estar terminada durante el mes próximo, a menos que un período extenso de lluvias pueda demorarla algunos días. Lo seguro es que quedará lista antes de que llegue el verano, el período más sensible para evaluar la resistencia de la red.

A buen ritmo

Según detallaron los operarios de Haidar que ayer trabajaban en el lugar (donde se ven profundas zanjas protegidas por un vallado plástico y por las que corre el grueso cableado) las tareas se van cumpliendo en etapas.

La primera consistió, justamente, en la rotura de veredas y el zanjeo; la segunda en el reemplazo ("la tirada") de los cables, y la tercera, que confiaban en culminar en pocos días, en el relleno del cavado con arenas y ladrillos y su posterior compactación. Luego se volverán a arreglar las aceras.