La ciudad

¡Camarazo por Cabezas!: "El crimen sigue impune en muchos planos"

Lo aseguró Edgardo Carmona, secretario General del Sindicato de Prensa, al cumplirse 22 años del asesinato de José Luis Cabezas, el fotógrafo de la revista Noticias.

Viernes 25 de Enero de 2019

Al cumpirse el 22 aniversario del brutal asesinato de José Luis Cabezas, el reportero gráfico de la revista Noticias que dio a conocer el rostro del empresario y socio privilegiado del menemismo Alfredo Yabrán, el Sindicato de Prensa de Rosario y la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina, realizaron un acto en el cruce de las peatonales, San Martín y Córdoba.
Alrededor de las 18.30, reunieron fotógrafos y periodistas de la ciudad para homenajear a su colega asesinado hace 22 años. Los colegas leyeron un comunicado ante la atenta mirada de la gente que se fue acercando al lugar en una tarde que estuvo acompañada por la lluvia.
Por su parte, el secretario general del Sindicato de Prensa de Rosario, Edgardo Carmona, remarcó que "este día tomó una significación muy importante".
cabezas1.jpg
Edgardo Carmona, secretario General del Sindicato de Prensa de Rosario.
Edgardo Carmona, secretario General del Sindicato de Prensa de Rosario.

"Por Cabezas tenemos que hacer honor a la función específica del periodismo que es poder contar la verdad, para que la gente decida después que elegir", señaló, al tiempo que agregó: "Hoy es muy difícil, porque los trabajadores de prensa estamos precarizados, somos despedidos y estoy seguro que desde que se reanudó la democracia no hubo ningún momento en la historia del periodismo argentino como este, donde es muy difícil ejercer nuestro derecho a informar".
En cuanto a los condenados por el crimen del fotógrafo, manifestó: "Para nosotros, el crimen de Cabezas sigue impune en muchos planos. Los autores intelectuales no tuvieron el castigo que merecían".
El mensaje expedido por Yabrán, a través de Gustavo Prellezo -el autor material de los dos balazos- y de la banda de "Los Horneros" no fue sólo para Cabezas, sino para cualquier trabajador de la comunicación que se atreviera a visibilizar la trama mafiosa de aquel entonces.
El crimen de Cabezas fue una muestra de la dimensión y el poderío de una red compleja y oscura dispuesta a resguardar sus intereses a cualquier precio. Y, evidentemente, la escena brutal de la cava de Pinamar dio cuenta de lo mucho que estaba en juego.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});