La ciudad

Cafferata y Zeballos: dos muertos y cinco heridos al chocar un colectivo y dos autos

Dos hombres murieron esta mañana y cinco personas resultaron heridas, entre ellas tres chicas de 15 años, luego de que un ómnibus del transporte urbano de Rosario chocara contra dos automóviles en la esquina de Zeballos y Cafferata. El colectivero dijo que lo amenazaba una patota cuando se produjo el choque.

Lunes 24 de Marzo de 2008

Rosario.- Dos hombres murieron esta mañana y cinco personas resultaron heridas, entre ellas tres chicas de 15 años, luego de que un ómnibus del transporte urbano de Rosario chocara contra dos automóviles en la esquina de Zeballos y Cafferata. El colectivero dijo que lo amenazaba una patota cuando se produjo el choque.

El accidente sucedió alrededor de las 6, cuando el interno 128 de la línea 120 del transporte urbano rosarino, conducido por Héctor B., de 47, que circulaba por Zeballos fuera de su recorrido habitual fue embestido al llegar a la esquina de Cafferata por un taxi Fiat Siena, RA 2830 y un Ford Escort rojo, licencia RRC599, que no alcanzaron a frenar y, literalmente, se incrustaron bajo el colectivo.

Como consecuencia del impacto fallecieron en el acto los dos ocupantes que viajaban en el asiento delantero del Escort, identificados como Emiliano Adrian Aliberti, de 21 años y Santiago Rodríguez Otero, de 22, en tanto un joven que viajaba en el asiento trasero, fue internado en el Heca con fracturas expuestas en una de sus piernas y con pérdida de conocimiento por lo que aún no se ha confirmado su identidad.

En el taxi viajaban Maite L., Lucia D. y Carina M., todas de 15 años de edad, quienes fueron derivadas al hospital Centenario con lesiones en varias partes del cuerpo y el chofer del vehículo, Marcos M., de 26 años quien tambien fue internado con lesiones varias.

El comisario Alberto Villa, titular de la comisaría 6ª, a cargo de las pericias del siniestro, confirmó a la Capital on line que, “el chofer del micro declaró que habría sido abordado en Montevideo y Alvear por una patota integrada por ocho a diez muchachos, uno de ellos armado, quienes lo amenazaron y le exigieron que los llevara hasta 27 de febrero y Circunvalación, por lo que venía a gran velocidad y amenazado cuando ocurrió la colisión”.

El responsable de la investigación también confirmó a este medio que el semáforo que hay en esa esquina estaba funcionando cuando llegó al lugar y se aguarda que ocasionales testigos confirmen o desmientan la versión del conductor del colectivo, detenido en la 6ª, quien aseguró que los jóvenes que lo amenazaban descendieron del micro y se dieron a la fuga tras el choque.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario