La ciudad

Cafferata al 4000: Investigan si hubo un abuso en una escuela de barrio Alvear

La madre de un nene de primer grado del colegio Santa Isabel de Hungría denunció a un no docente. Otros padres se movilizaron.

Martes 20 de Mayo de 2014

La Justicia y el Ministerio de Educación de la provincia investigan la denuncia por abuso que la madre de un nene de 6 años, alumno de la Escuela Santa Isabel de Hungría, de barrio Alvear, dejó asentada el viernes pasado en la policía. En base al relato de su hijo, la mujer apuntó sus sospechas a un hombre que estaba en la escuela realizando reemplazos como personal no docente y el hecho desató la movilización de los padres del establecimiento, que ayer se volcaron a Cafferata al 4000 exigiendo explicaciones. Las autoridades del colegio afirmaron que desde que escucharon a la madre, se separó al hombre del establecimiento y se elevaron las actuaciones al Ministerio de Educación.

La alarma se encendió la semana pasada, cuando Carmen notó que su hijo en varias oportunidades volvía de clase con regalos, como caramelos, monedas y jugos. "Empecé a preguntarle quién se las daba y él contestaba «Benja»", relató la mujer y agregó: "Primero pensé que era un compañerito que él tiene, pero cuando le pregunté cómo era, empezó a decir que era grande, más grande que su hermana de 10 años, y ahí me di cuenta que hablaba de un adulto".

Más sospechoso resultó que "no quería contar nada, se escondía, se tapaba la cara", y la mamá señaló que cuando le preguntó dónde encontraba a esa persona, le dijo que "en el baño, porque limpiaba".

Así, las sospechas recayeron sobre un hombre que realiza reemplazos como personal no docente. Para los padres, "lo terrible fue que el nene a partir de ese momento no quiso decir más nada, no comía, estaba raro y a todo decía que no".

Denuncia. Ante el relato, la primera entrevista de la madre en la escuela fue el jueves. "No me dijeron nada, no me dieron respuesta y sólo plantearon una sospecha sobre un nene de 5º grado", contó Carmen. Sin embargo, una vez que su hijo relató que se trataba de un adulto, volvió al establecimiento a las 24 horas.

"No nos daban respuestas, nos tuvieron esperando horas. Yo estaba desesperada, me pedían calma, pero es imposible", recordó. En ese marco, intervino su marido y, ante la presencia del propio sospechoso, hubo empujones, el padre del chiquito quiso golpearlo y se produjo una situación de tensión, que incluso requirió la presencia de móviles de Gendarmería.

Carmen hizo la denuncia primero en la comisaría 18º del barrio y más tarde en la Comisaría de la Mujer. Y el hecho desató ayer la movilización de los padres de otros alumnos para pedir explicaciones a la directora, Sandra Bernini.

"La presencia de Gendarmería nos alertó el viernes y aunque le quisieron restar importancia, vinimos a ver qué pasaba", señaló el papá de una alumna; apenas uno de los que se presentaron en la escuela. Y recalcó que "cuando se pidió a la escuela el legajo de la persona, dijeron que no tenían".

Por su parte, la mamá del alumno de 1º grado afirmó que "ahora todo está en manos de la Justicia y estamos a la espera de que a mi hijo lo evalúen psicólogos y gente que sabe".

Investigación. La voz de la escuela fue el representante legal, Nicolás Vitantonio. "Se recibió a la familia, se la escuchó y se sepsaró a la persona separó su cargo, donde hacía reemplazos desde hacía 15 días", dijo.

Vitantonio también indicó que "acá mismo se le dijo a la madre que realice la denuncia", y aclaró que "en el establecimiento, se labró un acta interna y se elevó al Ministerio de Educación".

El director provincial de Enseñanza Privada, Germán Falo, afirmó que "lo primero fue reunir a los equipos socioeducativos con la mamá del alumno y con el equipo de la escuela".

El funcionario señaló que "empieza ahora un proceso de investigación de la Fiscalía", y pidió "prudencia hasta que se determine lo ocurrido". Además, ratificó que se hubo clases y la directora de la escuela que las actividades continuarán para "garantizar el derecho a la educación de los chicos".

La clase sobre la Virgen sumó la crítica oficial

La delegada de la Regional Rosario del Ministerio de Educación, Marta Díaz, avaló el reclamo de un grupo de padres de alumnos del Normal Nº 1 que manifestó su preocupación por la conmemoración del Día de la Virgen del Luján en una clase de ciencias de un curso de segundo grado. “Si bien es cierto que la fecha figura entre las efemérides culturales, entendemos que se podría haber abordado de otra forma, diferente a una oración religiosa”, sostuvo la funcionaria.

Díaz escuchó ayer a los padres que reclaman que se respete al principio de laicidad en las escuelas estatales. Es decir, mantener a los contenidos estrictamente religiosos —como imágenes, rezos o festividades— lejos de las aulas.

“Históricamente, la escuela pública nació para atender la diversidad de hijos de inmigrantes de diferentes religiones, católicos, judíos o musulmanes. Y debe seguir trabajando con esa diversidad y respetando los derechos de todos”, apuntó la delegada regional. Y señaló que si bien el Día de la Virgen del Luján efectivamente es parte de las efemérides escolares, “pensamos que se puede hacer una referencia histórico cultural más amplia respecto a este tema”.

Tras la reunión, Díaz recibió también a directivos y docentes del Normal Nº 1 a quienes pidió “trabajar respetando las opiniones de todos, quienes sostienen determinadas creencias y quienes no las tienen”.. Ambas reuniones llegaron después de que Educación se comprometiera públicamente a investigar la denuncia de un grupo de padres del centenario colegio por la forma en que se desarrolló una clase de ciencias sociales del 8 de mayo pasado para chicos del segundo grado.

Concretamente, cuestionaron una fotocopia que pegaron en el cuaderno con la imagen de la Virgen del Luján para colorear y una oración en la cual se pedía por la protección de los argentinos, al ser ese día la fiesta de la patrona del país.

Directivos de la institución minimizaron la cuestión y apuntaron que aquella fue una “reseña puntual por una efeméride histórica” .

No obstante, el gremio que nuclea a los docentes de escuelas públicas (Amsafé) respaldó el reclamo de los padres de los alumnos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario