PANDEMIA

Cada vez se dan más casos de caída del pelo como consecuencia del coronavirus

Se detecta más en mujeres y en aquellas personas que tuvieron síntomas moderados o severos. Pero también en los asintomáticos

Domingo 27 de Junio de 2021

La caída del cabello es una de las posibles secuelas del Covid. Afecta más a las mujeres y a quienes tuvieron formas sintomáticas moderadas o severas de la enfermedad. Se estima que del 20 al 25% de los pacientes internados por Covid pueden sufrir pérdida repentina de pelo y en forma importante.

Una de las características de este efecto secundario del virus en el organismo es que la caída suele ser exagerada, al punto que muchas personas acuden muy preocupadas al médico y sin relacionarlo con el Covid que tuvieron, quizá, hace un meses.

Sebastián Mercau, dermatólogo, tricólogo, quien está a cargo del área de Tricología de la Clínica de la Piel y atiende pacientes también en el Hospital Centenario, señaló que a fin del año pasado comenzaron a ver los primeros casos, una vez que pasó la primera ola de Covid en la ciudad.

El tipo de alopecía que se produce en pacientes poscovid se denomina efluvio telógeno, explicó el especialista, y es una caída del pelo llamativa que dura un tiempo, y se puede revertir.

En otras partes del mundo los médicos ya habían observado este tipo de caída del cabello desde junio, después de que pasó el pico en Italia, en España. Por lo general la pérdida ocurre entre dos a cuatro meses después del diagnóstico”, explicó el profesional.

Así que en esta parte del hemisferio, los dermatólogos, que son quienes abordan este problema, ya estaban preparados para recibir personas con caída de cabello por Covid.

“Como el número de contagios en Argentina, y desde ya en nuestra zona fue alto, desde fin del año pasado comencé a ver casos todos los días. Es una consulta frecuente. La caída es aguda y puede ser importante en cantidad. Genera preocupación, ansiedad y la gente no suele relacionarla con el Covid”, mencionó Mercau.

Preocupación

“Hay una buena noticia y es que esa caída es autolimitada, lo que significa que el cabello vuelve a crecer: tiene solución. El paciente viene desesperado porque cree que no se va a recuperar, por eso, una vez hecho el diagnóstico hay que tranquilizarlos. Además, hay cosas que podemos hacer para acelerar esa recuperación que en promedio puede tardar de 3 a 6 meses, lo que pasa es que la mayoría de las personas quiere solucionarlo antes”, comentó el médico.

Leer más: Rosario reportó 549 nuevos contagios de los 1.756 informados en la provincia

El efluvio telógeno a causa del Covid puede darse a cualquier edad e incluso en pacientes que tuvieron Covid asintomático. “Desde los 18 años en adelante he visto personas con este efecto poscontagio”, mencionó Mercau.

Quienes tuvieron un impacto más severo en su cuerpo a causa de la virosis, y particularmente fiebre, son los más propensos a que se les caiga el cabello meses después. “Puede ocurrirle a cualquier persona y en los que tenían alguna caída previa es más notorio. Sin dudas puede empeorar cuadros preexistentes o poner de manifiesto cuadros recientes de pérdida de cabello por otros motivos”, señaló el profesional.

El dermatólogo explicó que la pérdida se da sobre todo en la zona que está sobre las patillas, arriba de las orejas. “En ese lugar se empieza notar que hay como una entrada más marcada y menos densidad, menos volumen de pelo”, indicó. De todos modos puede afectar otras áreas del cuero cabelludo o producir una pérdida de volumen general.

“Las personas tienen que saber que hay una caída estacional que se da anualmente y que es normal, especialmente en otoño. Dura un par de meses. Si el problema se focaliza, si la raya del pelo empieza a ensancharse, si uno nota pérdida de volumen general del cabello o disminución de la densidad en algún área del cuero cabelludo, es necesario consultar, casi siempre tenemos cosas para hacer y mejorar. La falta del cabello puede tener causas variadas y esconder algún problema de salud más serio. Además, genera preocupación y angustia en la mayoría de los casos”, destacó el profesional.

Las pastillas, suplementos dietarios y champúes que prometen recuperar el pelo perdido o detener la caída del pelo “no dan resultados por sí solos, pueden fortalecer o mejorar un poco la calidad del cabello, dependiendo siempre del diagnóstico, que en todos los casos debe ser realizado por un dermatólogo”, explicó Mercau.

La pandemia también genera mucho estrés y eso impacta en el cabello

El dermatólogo Sebastián Mercau comentó que más allá de este efecto puntual del Covid, aumentaron las consultas durante la pandemia. El estrés por la situación, la escasez o pérdida del trabajo, situaciones familiares conflictivas o el hecho de atravesar en soledad este momento influyen de manera directa en el cabello. “Lo emocional juega un papel importante”, reflexionó el especialista.

“En estos casos no suele ser tan notoria o repentina la pérdida, aunque también existe una caída aguda por estrés”, comentó. “Si el problema está ligado a situaciones emocionales puntuales, lo más probable es que tenga solución, que el pelo se recupere”, apuntó.

Lo importante, agregó, es que el paciente consulte, porque puede haber numerosos motivos que generen la pérdida del cabello y a cualquier edad.

“Los médicos pedimos estudios de sangre para saber si hay déficits nutricionales, anemia. También chequeamos cómo está funcionando la tiroides, por ejemplo. Lo fundamental es tener un diagnóstico claro. Hay casos para los que hay soluciones o posibilidad de mejoría, pero no existen fórmulas mágicas ni tan rápidas”, reconoció el médico.

“La caída más frecuente es la androgénica. Se da más en el varón y puede presentarse en adultos jóvenes. Es menos frecuente en mujeres, y a ellas no las deja calvas por completo, como puede pasar en los hombres, pero es algo que vemos bastante seguido en consultorio”, dijo Mercau.

Cicatrizales

Otras son las alopecías cicatrizales. “En estas precisamos un diagnóstico lo más temprano posible porque podemos intentar morigerar la caída y evitar la destrucción permanente de folículos pilosos, pero no se puede recuperar lo que se perdió. Hay factores ambientales y también genéticos. Suele presentarse con falta de pelo en las cejas, retroceso de la línea de implantación, o producir una caída del cabello de la cabeza en placas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario