La ciudad

Cada vez más barrios suman sus propios sitios en la red social Facebook

Los vecinos de la ciudad intercambian fotos, videos, información y anécdotas. Todos esos detalles volcados a la web son una forma de conocer mejor cada zona de Rosario.

Domingo 22 de Marzo de 2015

En diciembre del 61, la K empezaba a cruzar la ciudad con los coches Fiat color crema que muchos todavía consideran los más lindos de los trolebuses. Por esa misma época, la pizzería La Pebeta era el lugar de encuentro de los pibes que salían de una función continuada en el cine Echesortu; Papá Noel recorría las calles a bordo de un Chevrolet Nova 400 y Batallón Mermelada animaba los carnavales de Provincial y Gimnasia y Esgrima. En julio del 73 nevó en Rosario y el Monumento fue el punto de encuentro para que los pibes jugaran a la Guerra Fría. Todos esos detalles, tan ínfimos como vitales, se recrean en las publicaciones electrónicas que recuperan la historia de los barrios de la ciudad. Espacios donde vecinos se encuentran, comparten recuerdos y, entre todos, escriben en primera persona crónicas de lugares, personajes y de juegos en la vereda.

   “Amamos nuestro barrio”, resume Delia Sciascia, docente y administradora de un grupo de Facebook que reúne a vecinos, antiguos y actuales, del complejo de edificios de avenida Pellegrini al 3300. Con el nombre “Soy de los monoblocks de Iriondo y Pellegrini”, la publicación reúne a 147 personas que suben fotos, anécdotas y comentarios de la vida en las torres inauguradas en 1971.

   La familia de Delia fue una de las que estrenó los departamentos construidos por la Dirección de Vivienda provincial y muchas de las imágenes que se comparten en el grupo la muestran de chiquita jugando en bicicleta en los espacios comunes de las torres. Las tardes de invierno jugando en el edificio, dice, son uno de sus mejores recuerdos. Tan gratos como las charlas en la plaza “hasta bien tarde” que le robaban el sueño cuando era adolescente.

   El grupo empezó en 2009 como un coto de los amigos de esos años, pero fue sumando otros miembros. Actualmente suma miles de fotos, relatos y videos. Algunos, verdaderamente memorables, como las imágenes (originalmente de Super Ocho) que muestran el primer partido de fútbol en la antigua cancha de Juan XXIII, en el terreno que actualmente ocupa el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez.

Pantalones de gabardina. “Barrio Echesortu. Fotos históricas y personajes” es otro grupo de Facebook donde se recrean las anécdotas del barrio “conflictivo en lo que son sus limites, con mujeres huidizas, sus comerciantes con pantalones de gabardina blanco y camisas estampadas, su heladería Río orgullo de sus habitantes, el polen de la calle 9 de julio y el viento de Castellanos y Mendoza”, según lo describen.

   Casi cuatro mil miembros aportaron a los 689 albumes de fotos: promociones enteras de la escuela Estanislao Zeballos, fachadas de edificios históricos y recortes de noticias relacionadas con el barrio son parte del patrimonio acopiado en el grupo. Muchos aportados por vecinos, otros recopilados de libros, revistas o publicaciones web.

   Fabio Rodríguez, periodista nacido en Echesortu y desde hace 15 años “exiliado” en el centro, es uno de los administradores del grupo que surgió con la idea de ser un reservorio de las imágenes de la vida cotidiana del barrio. “En los últimos años Rosario se está transformando y nuestro objetivo es reflejar esas imágenes que se van a extrañar”, señala.

   Como en las Aguafuertes de Roberto Arlt, dice, la mirada está puesta particularmente en lo que fue la vida social del barrio, “como cuando se exhibía en las vidrieras de las casas de fotografía de calle Mendoza y uno se paraba a espiar a ver si encontraba algún conocido”. Y para esto no sólo cuenta con la ayuda de viejos y nuevos vecinos sino de un “aliado incondicional”, Roberto Trapé, arquitecto y también testigo de los cambios del barrio.

Por el sur. El perfil de Facebook del barrio Saladillo se puso en marcha hace seis años y suma unos 4.100 amigos que recorrieron el histórico y popular barrio de la zona sur de todas las formas posibles.

   Las viejas mansiones del barrio, las Iglesias y, por supuesto, las quebradas del arroyo Saladillo conviven con las historias de los personajes del barrio, muchas aportadas por el historiador del barrio, Alfredo Monzón.

   Nacido y criado en el Saladillo, docente jubilado y con más de diez años de recopilar historias de la zona sur, Monzón es uno de los más activos colaboradores del sitio. Aunque, confiesa, la idea y el proyecto corrió por cuenta de un grupo de jóvenes del barrio. “El sitio de Facebook nos aporta difusión a nuestro trabajo, eso es fundamental, y además hace que los chicos se interesen por estos temas y creen un mayor sentido de pertenencia con el barrio”.

   Esa síntesis se refleja en la publicación que retrata al Saladillo con fotografías en blanco y negro, pero también mediante videos tomados durante un paseo en bicicleta, desde las tomas de un dron o las capturas de Street View.

   Con las historias que se cuenta pasa lo mismo. Está la de Don Manuel Arijón, precursor del barrio, fundador de la Sociedad Rural de Rosario y activo filántropo; pero también otras más modestas como la de Julio Oksanich “El Caña”, uno de los primeros tauadores de la ciudad, alma máter de las fogatas de San Pedro y San Pablo del parque regional sur, fallecido en febrero en un incidente de tránsito. Y algunas menos conocidas, como los diás que la poeta Alfonsina Storni vivió en el barrio, cuando atendía la cervecería de su familia.

   Crónicas de tiempos lejanos que se instalaron con comodidad en las redes sociales, donde distintas generaciones siguen construyendo la identidad de sus barrios.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS