La ciudad

Cabín 9: un colegio no podrá arrancar por problemas edilicios

La Escuela Nº 1.209, Provincia de Chaco, en Cabín 9 (Pérez), no podrá comenzar las clases hoy por las malas condiciones edilicias que presenta. En el patio de atrás se derrumbó un pozo y las autoridades del colegio temen que pueda ocurrir lo mismo en otros sectores de ese predio. Frente a esta angustiante situación, más de 900 alumnos de nivel primario no podrán iniciar el ciclo lectivo, y tampoco saben con certeza cuándo podrán comenzar.

Miércoles 04 de Marzo de 2020

La Escuela Nº 1.209, Provincia de Chaco, en Cabín 9 (Pérez), no podrá comenzar las clases hoy por las malas condiciones edilicias que presenta. En el patio de atrás se derrumbó un pozo y las autoridades del colegio temen que pueda ocurrir lo mismo en otros sectores de ese predio. Frente a esta angustiante situación, más de 900 alumnos de nivel primario no podrán iniciar el ciclo lectivo, y tampoco saben con certeza cuándo podrán comenzar.

Ante ese inquietante panorama, y sin tener respuesta oficiales, los directivos de la escuela optaron por realizar un acto de inicio de clases simbólico, en la plaza de enfrente (Perito Moreno y Hudson). En tono de reclamo público para que las autoridades provinciales tomen la verdadera dimensión de la problemática que atraviesa esa entidad educativa de Cabín 9.

En ese espacio abierto, a las 8 y a las 13, se llevarán adelante actos en los que los discursos apuntarán a las necesidades básicas que no tienen cubiertas los niños que acuden a esa institución. Luego, los chicos serán liberados, ya que no pueden ingresar al predio de la escuela, por los riesgos de desmoronamientos en el patio.

Este cuadro de situación preocupa a toda la comunidad escolar que le da vida a esta escuela de Cabín 9. Y ante la falta de contestación del Ministerio de Educación santafesino, remarcan que no están en condiciones de establecer una fecha de comienzo de clases.

"Los chicos deberían estar en la escuela, pero en estas condiciones no se puede", destacó Higinio Chimenti, maestro de 4º grado de la escuela y delegado gremial dentro de la entidad.

"Desde el 15 de febrero, tras una lluvia importante en Pérez, en la escuela empezaron a ceder los pozos negros. Uno muy grande en el patio de atrás fue el que despertó más inquietud, ya que por el tamaño provocó la caída de elementos de hormigón dentro de un hueco de 7 metros de profundidad lleno de agua, y provocó temor en la dirigencia en toda la escuela", remarcó Chimenti.

"Llamamos al Ministerio, pero hasta ahora no tuvimos respuestas. Acá hace falta un trabajo muy importante de relleno y compactación. Hay una columna que quedó en el aire. Y en estas condiciones no podemos dar clases", exclamó el maestro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario