La ciudad

Buzos tácticos recorrerán parte de un río subterráneo que atraviesa Rosario

Tiene casi siete kilómetros y es un conducto que nutre de agua potable a Rosario y V. G. Gálvez. Buscarán averías. Por los trabajos, se cortará el suministro el sábado a la noche en varios sectores.

Viernes 04 de Julio de 2008

Cuatro buzos tácticos recorrerán este fin de semana parte de un río subterráneo ubicado a 20 metros de profundidad, de siete kilómetros de largo y que atraviesa Rosario de norte a sur. El objetivo es conocer el estado en que se encuentra este gran conducto que abastece de agua potable a las zonas centro, sur y oeste. Como el trabajo se realizará entre la medianoche del sábado y las 6 del domingo, media ciudad (las zonas implicadas) y Villa Gobernador Gálvez se quedarán sin agua durante ese lapso.

Scooters náuticos, trajes de neoprene, tubos de oxígeno, cabos de seguridad y equipos de filmación. Todo será necesario para montar este megaoperativo subterráneo. Las tareas estarán a cargo de un grupo de cuatro buzos contratados especialmente y que cuenta con una larga experiencia en inspección y reparación de túneles bajo agua.

"Iremos sumergidos con un scooter que tendrá adosado un tubo de aire comprimido que nos permitirá respirar bajo el agua. Y con una filmadora veremos si hay algo fuera de lo común, como filtraciones de las napas, rajaduras en las juntas y problemas en las uniones de los caños", destacó Alberto Almirón, uno de los buzos que participará del operativo y que hace 15 años se especializa en este tipo de tareas.

En esta primera etapa de la inspección (se realizarán otras cuatro hasta completar cuatro kilómetros del conducto), los buzos partirán desde la Planta Potabilizadora Rosario de Aguas Santafesinas SA (Assa), en French y Echeverría, y llegarán hasta la altura de calle Vélez Sársfield, un tramo de 500 metros.

Durante la ejecución de los trabajos, que comenzarán a las 12 de la noche del sábado, será necesario detener el bombeo desde la planta hacia las zonas centro, sur y oeste de Rosario, y a todo Villa Gobernador Gálvez, donde quedará interrumpido el servicio de agua potable hasta las seis de la mañana del domingo.

El objetivo de la inspección es verificar el estado estructural del conducto de 2,60 metros de diámetro, para luego realizar las reparaciones que sean necesarias. Hace más de doce años que no se encaran trabajos de este tipo, que forman parte del mantenimiento preventivo del sistema de agua potable de Rosario.

Este verdadero río subterráneo fue construido en la década del 60 y es de hormigón armado. Conduce agua potable por gravedad desde la planta potabilizadora de Assa hasta la estación de bombeo de Ocampo y Dorrego. Desde allí, el caudal es distribuido hacia casi todo el ejido urbano, excepto la zona norte.

Por dentro. Transporta 12 millones de litros de agua potable por hora, lo que equivale a 1.500 camiones cisternas, y en un recorrido que demanda tres horas.

La mayor parte de su trayecto lo hace por debajo de la avenida Ovidio Lagos, y a la altura de 27 de Febrero gira hasta Dorrego, donde alcanza una profundidad máxima de 23 metros.

Una inspección de este tipo no tiene antecedentes, a pasar de que se realizaron algunos chequeos hace doce años.

"En esas oportunidades se había descendido a visualizar, pero nunca se recorrió el río como si fuera una aorta de la ciudad. En quince días habrá un diagnóstico con otras intervenciones de unos mil metros por tramo, totalizando cuatro kilómetros de los siete", indicó el gerente de Relaciones Institucionales de Assa, Guillermo Lanfranco.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario