La ciudad

Buscan traer a la Gobernación los prontuarios policiales históricos

El proyecto de trasladar más de un kilómetro lineal de documentación desde Jefatura se reactivó con la obtención de fondos internacionales.

Domingo 06 de Octubre de 2019

Los llamados “Prontuarios históricos” de la policía de Rosario, nada menos que un kilómetro lineal de documentación producida entre 1905 y 1940, son desde 2005 parte del Archivo General de la provincia; sin embargo, esperan desde entonces retornar a la sede local de la Gobernación. Ahora, la obtención de un fondo internacional de 10 mil euros permitirá activar el proyecto, aunque aún restan gestionar otros aportes para poder concretar el oneroso traslado.

   “Se trata de uno de los fondos documentales más importantes del país, y Santa Fe fue la primera provincia en abrir esa documentación y hacerla accesible tanto a los investigadores como al público”, recalcó la Jefa de al División Archivo de la provincia en Rosario, Gisela Galassi, e indicó que la mudanza “es costosa fundamentalmente por el mobiliario necesario para ese caudal de expedientes”.

   Si bien se los llama “Prontuarios históricos”, su denominación específica es la de Archivo de la División de Investigaciones de la Policía de Rosario, más de un kilómetro de expedientes que los efectivos policiales produjeron en la ciudad desde 1905, cuando nació la figura del prontuario como tipología documental, y por los siguientes 35 años.

Los prontuarios

Conservados bajo la mismas categorías con las que se produjeron, los expedientes producidos durante las primeras décadas del siglo XX están divididos de acuerdo a la secciones que por entonces tenía la División de Investigaciones, entre las que están Robos y Hurtos, Defraudaciones y Estafas, Leyes Especiales, Anónimos, Registro Policial, Moralidad Pública, Orden Social, Seguridad Personal y Orden Político, además de registros que la Policía llevaba de bomberos, cocheros, choferes, y corredores de fonda y gastronomía, entre muchos otros.

   Legajos de inmigrantes, fundamentalmente españoles, llegados a la Argentina desde finales del 1800 y a lo largo del XX son parte de la información que se conserva en el archivo, donde se conserva el registro de los trámites realizados para la obtención de la cédula de identidad argentina, los trabajos realizados por estos hombres y mujeres, su participación política, muchas veces aparecen sus lazos familiares e historias de vida, e incluso los nombres de los vapores que los trajeron desde Europa.

   También aparecen prontuarios de migrantes latinoamericanos, sobre todo de Brasil, Uruguay, Paraguay, ya que en 1905 las fuerzas policiales de Río de Janeiro, Montevideo, Buenos Aires y Rosario firmaron un convenio que incluía el canje de prontuarios y de fichas de delincuentes.

   “Es un archivo que de alguna manera cuenta la historia social de la ciudad en su conjunto”, afirmó la funcionaria, y recordó que fue a partir de los decretos firmados por el gobernador primero en 2005 y después en 2008, que esa documentación pasó a formar parte del Archivo General de la provincia y se los hizo de acceso público.

   Sin embargo, con la mudanza de la Jefatura de Policía la antigua Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu esos expedientes también pasaron a estar en el predio de Ovidio Lagos 5250, cuando debería ser el Archivo provincial el que debería tener “la custodia efectiva de la documentación”, además de poder brindar mejores condiciones de acceso y consulta de los materiales.

Proyecto y fondos

El traslado de los prontuarios nuevamente a los subsuelos de la sede local de Gobernación es un proyecto que la Jefatura del Archivo viene trabajando desde el año pasado y para eso, con el aval de la Secretaría Legal y Técnica de la provincia, se presentó durante 2018 a una convocatoria de ayuda a Proyectos Archivísticos para la obtención de parte de los fondos.

   Así, la Secretaría General Iberoamericana (Segib) a través del Programa Iberarchivos —financiado por los países miembros y la Agencia Española de Cooperación Internacional (Aecid)—, otorgó a la provincia un aporte de 10 mil euros para concretar la iniciativa de traslado en los próximos meses.

   “Se trata de un proyecto oneroso”, indicó la jefa del Archivo en Rosario, y si bien indicó que “se está planteando que el plazo comience a correr una vez que los fondos lleguen efectivamente”, aclaro que en forma paralela se están gestionando a través del Ministerio de Gobierno otros aportes de la propia provincia e internacionales para poder hacerle frente.

   Además de tener “la custodia efectiva” de la documentación, el traslado permitiría además garantizar un es mejor acceso del público y los investigadores a ese fondo, además de hacer una limpieza y una conservación preventiva de los expedientes, así como llevar adelante “medidas de conservación a largo plazo”, detalló Galassi.

   Es que si bien las condiciones actuales mejoraron notablemente respecto de la situación en la que se encontraban años atrás en los sótanos de la actual sede de Gobierno, “es necesario mejorarlas aún más”, insistió la funcionaria a cargo del espacio, que cuantificó ese servicio al señalar que se recibe un promedio de una decena de consultas semanales sobre esa documentación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario