La ciudad

Buscan "permear" la UNR en nombre de Micaela García

Con los padres de la joven asesinada en 2017, las autoridades de la Universidad detallaron las capacitaciones contra la violencia sexista.

Sábado 26 de Octubre de 2019

“Permear” todas las capas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) con sus más de 70 mil estudiantes, casi 10 mil docentes, además de no docentes y graduados, es la meta que se propone alcanzar el “Programa de capacitación ley Micaela. Perspectiva de género y sensibilización contra las violencias sexistas”, que ayer se presentó con la presencia de Néstor “Yuyo” García y Andrea Lescano, los padres de Micaela García asesinada en Gualeguay en abril de 2017, la ciudad que había elegido para estudiar, pero también donde militaba social y políticamente. El primer paso se dará con las máximas autoridades de la UNR, desde el rector Franco Bartolacci hasta los directivos de las 12 facultades y los tres colegios preuniversitarios, anticipó la responsable del Area de Género y Sexualidades, Florencia Rovetto, y señaló que todo el proceso se llevará adelante “fortaleciendo institucionalmente los espacios de género y sexualidades, así como los protocolos y planes de prevención y sensibilización; porque todo eso es la ley Micaela”.

   La ley nacional que lleva el nombre de la joven militante de 21 años estableció, desde su sanción en diciembre de 2018, “la capacitación obligatoria en temas de género y violencia contra las mujeres de todas las personas que se desempeñan en la función pública en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial”. Una normativa que también se votó en la Legislatura santafesina en septiembre pasado y a la que el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) también adhirió en los primeros meses de este año.

   “Trabajar con esta ley como marco es fundamental, pero además le da un nuevo impulso a las nuevas políticas que venimos construyendo desde los espacios que ya estaban institucionalizados en materia de género, pero más aún desde que en la UNR tenemos un área específica, lo que jerarquiza y potencia todo eso”, recalcó la secretaria de Género y Sexualidades.

Su militancia

Fue en ese marco que en la Sede de Gobierno se presentó ayer el programa específico que la Universidad pondrá en marcha en toda su matriz, y se hizo no sólo con la presencia del rector Franco Bartolacci, sino además con la participación de los padres de la joven Micaela, que llevan varios días en Rosario y, en el marco de la adhesión a la normativa que el 17 de octubre pasado también aprobó el Concejo Municipal.

   “Este no es un punto de llegada, ni tampoco un punto de partida, sino un hilo en una lucha que tiene su historia”, dijo García, y refirió que la normativa que lleva el nombre su hija “no es siquiera necesaria porque están los compromisos y tratados internacionales firmados, y que tienen fuerza constitucional desde la reforma de 1994”. Así y todo, remarcó la importancia de “la obligatoriedad y la difusión pública”, puntos que consideró clave y que sí se establecen en esta normativa.

   Además, remarcó que el hecho de que lleve el nombre de Micaela “la hace más cercana”, pero sobre todo hizo hincapié en que “es una referencia no de la forma en que Micalea murió, sino de la forma en que vivió su política, en que se comprometió con la sociedad en la que quería vivir y donde quería vivir poniendo el cuerpo, y eso es lo más significativo”.

Tres instancias

Rovetto fue la responsable de detallar el programa de capacitaciones específicos a partir del cual se trabajará en tres instancias diferentes para atravesar todas las capas institucionales y espacios de la UNR, algo que se llevará adelante en un encadenamiento progresivo.

   “El primer nivel de trabajo será con las autoridades de Rectorado”, señaló la secretaria, y apuntó que eso incluye a las diez áreas de la nueva estructura de gestión, así como decanos y directores administrativos de las 12 facultades y los tres colegios preuniversitarios.

   El segundo paso se dará con los integrantes de los organismos colegiados, como son el Consejo Superior y los consejos directivos de cada una de las unidades, a lo que se sumará una tercera instancia que convocará a lo que Rovetto llamó “toda la malla universitaria: institutos, áreas, espacios, docentes y estudiantes, y no docentes, además de articular con los graduados que son también parte de los organismos colegiados”.

   “Son miles y miles”, admitió la secretaria de Género y Sexualidades, cuando pensó en los 70 mil estudiantes, casi diez mil docentes, además de no docentes y graduados, a la hora de “impactar en todos los niveles”.

Promotoras para aplicar protocolos

También con el nombre de Micaela García se pondrá en marcha, a partir de 2020, el Programa Universitario de Promotoras contra la Violencia de Género, adelantó también ayer la secretaria del Area de Género y Sexualidades de la UNR, Florencia Rovetto. Se trata de talleres de capacitación destinados a docentes, no docentes, estudiantes y graduados, como “facilitadores en el abordaje que se va construyendo en la Universidad a partir de la implementación de los protocolos vigentes”, indicó Rovetto sobre una tarea que se propone sobre todo como “comunitaria y colectiva”.

   El programa retomará la experiencia que ya tiene antecedentes en la Facultad de Ciencia Política y en los espacios que integran el Centro Universitario Rosario (CUR), donde “lo que se vio es que las primeras que acompañan a quienes padecen la violencia son otras mujeres o identidades femenizadas”, indicó la secretaria, y detalló: “Lo que se busca es justamente reconocer estas presencias de proximidad”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS