La ciudad

Buscan padrinos y madrinas que quieran adoptar árboles y acompañarlos en su crecimiento

La UNR lanzó el programa Arbolar, que involucra a particulares en la plantación de ejemplares. La idea surgió del Observatorio Ambiental de la universidad pública, que además prevé implantar pequeños bosquecitos en las zonas de las islas que se quemaron de modo de colaborar en la regeneración de su flora

Jueves 29 de Abril de 2021

“Algunos queman y nosotros sembramos vida para el futuro”, fue la consigna que surgió del Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario el año pasado, en el peor momento de los incendios en las islas entrerrianas. Esa expresión se tradujo en el proyecto Arbolar, que el rector de la UNR -Franco Bartolacci- presentó en sociedad este miércoles junto con la entrega de los primeros 50 árboles a particulares que se comprometieron a sembrarlos y acompañarlos en su crecimiento, a los que se nombra como madrinas y padrinos. Además, se prevén plantaciones justamente en el territorio insular que se extiende frente a la ciudad para colaborar en la regeneración de la flora de los humedales, que sufrió severos daños a causa de las quemas .

Matías De Bueno, el encargado del Observatorio Ambiental de la UNR, contó que existen distintas iniciativas a nivel mundial para involucrar a ciudadanos, Estados y organizaciones en la plantación de árboles. Una de ellas surgió en el Foro de Davos en 2020, antes de la pandemia, donde se trazó como meta llegar al billón de ejemplares plantados en la próxima década. El reto adquiere relevancia en un marco de deforestación de amplias zonas de selva y bosque en todo el planeta.

En la Argentina la idea es llegar al millón en 2030 y la universidad pública se suma “dándoles a las personas la posibilidad de que lo hagan de manera individual, para lo cual les proporcionamos un instructivo”, explicó De Bueno. No sólo se busca que estos denominados padrinos y madrinas de los árboles logren su desarrollo sino que registren el crecimiento en imágenes, también a los fines de controlar el buen uso y destino de los plantines. “Hace poco más de un año que trabajamos intensamente para involucrar a la UNR en toda la agenda ambiental. Buscamos que cada ciudadano y ciudadana pueda contar con un árbol para plantarlo, con la responsabilidad que eso implica”, expresó en ese sentido el rector Bartolacci.

La convocatoria inicial superó las expectativas ya que había 50 ejemplares disponibles y se anotaron 150 personas que surgieron de la propia comunidad universitaria, contó De Bueno. El objetivo es seguir sumando interesados en adoptar un árbol así como variedad de especies, en lo posible autóctonas, para sembrarlas tanto en tierra como en macetas. Para ello el flamante programa trabajará en conjunto con la Facultad de Ciencias Agrarias, que tiene producción de especies.

Por la época del año, los primeros árboles en entregarse este miércoles fueron cítricos. En sucesivas ediciones se aspira a realizar plantaciones en la Ciudad Universitaria conocida como La Siberia y en las islas del delta del Paraná, castigadas en 2020 por una ola de incendios casi permanentes. “La idea es colaborar en la aceleración de la regeneración de la flora que se quemó en las islas, con pequeños bosquecitos implantados”, completó el director del Observatorio Ambiental.

“Cuando plantamos árboles, además de los enormes beneficios para la sociedad, tienen efectos directos en el ecosistema de los animales, por lo que implica también brindar una ayuda en este tema. Los primeros ejemplares a adoptar son citrus, lo que traerá gran cantidad de mariposas y, sobretodo, va a seguir poblando nuestra ciudad con variedad vegetal”, añadió Guillermo Montero, secretario general de la Universidad.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCOQBQvVpSz2%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAIraLiozlGhQ0LeWFeI7Dduur7HhbIsopelCMZB8ZCKswZCVZCW5VJO5ZBZC07lVVvZAciZCLOxuhnrMqfSA0tZA5is8IQISXr9rFXjGeAkjp5gq1SSXy257tZCAqiuZAnv0MZASpcxUBotSnM3AO9U00XZC5fG6yhCunTkPSq9IzRFRx
View this post on Instagram

A post shared by ARBOLAR UNR (@arbolar.unr)

El proyecto se impulsa en tres etapas: el 21 de marzo de cada año, en coincidencia con el día internacional de los bosques; el 29 de agosto, por celebrarse el día del árbol, y el 22 de noviembre, en el marco del día del ceibo y de la flor nacional. Para inscribirse en la convocatoria y postularse para adoptar un árbol, se debe ingresar a la cuenta de instagram @arbolar.unr y completar el formulario que allí figura. Luego los responsables del proyecto se comunican personalmente para coordinar la entrega de los ejemplares.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario