La ciudad

Buscan mudar la zona franca de Bolivia y hacer un paseo público

Desarrollo urbano. Mauricio Macri coincidió con Mónica Fein en convertir esa franja costera de la ciudad en un espacio integrado con el Parque Urquiza y el Anfiteatro.

Lunes 21 de Marzo de 2016

El Ejecutivo municipal retomó el planteo de la liberalización de la zona franca de Bolivia frente al río Paraná para convertir esa área en un paseo público, con una remodelación de los muelles en sintonía con lo que se realizó años atrás en el Parque España. Así lo confirmó ayer la Secretaría de Planeamiento municipal, a cargo de Pablo Abalos, después que la intendenta Mónica Fein le manifestara al presidente Mauricio Macri en su visita a la ciudad la importancia de la mudanza para el desarrollo urbanístico local. Esta iniciativa difiere de las últimas propuestas que realizaron anteriores gestiones socialistas para ese espacio. Ahí se proyectaron desde la construcción de hoteles, centros comerciales y hasta que formara parte del Puerto de la Música.
  La intención del gobierno local es integrar todas las áreas en el frente costero central, desde Pellegrini hacia al norte y con el Anfiteatro Municipal y el Parque Urquiza, hacia el oeste.
  “Tuve la oportunidad de hacerle referencia a la zona franca de Bolivia, que está en un sector muy importante de la ciudad, y que el presidente tomó como un desafío para poder resolver la cuestión”, sostuvo la mandataria sobre el planteo que le manifestó al presidente durante el almuerzo con empresarios que se realizó la semana pasada en la Bolsa de Comercio de Rosario. La intención oficial es reflotar, una vez más, el proyecto de reconversión integral de esa área de la costa central.
  Es clave el rol de la Cancillería en este entramado de negociaciones diplomáticas con las autoridades del altiplano para modificar el estatus de esas 2,5 hectáreas frente al Paraná, que desde hace dos décadas son tres galpones desvencijados y unas cosechadoras abandonadas en pleno centro de la ciudad.
  En este sentido, el diputado proivncial y referente de Cambiemos en Santa Fe, Federico Angelini, aseguró que “se avanzará, a través de la Cancillería, con el embajador de Bolivia para que mantengan la zona portuaria pero no en el centro de Rosario, que debe recuperar esa franja importante de la costa de cara al Río”. Y aseguró que se trata de una “reivindicación histórica” para la ciudad.
  Desde las intendencias de Hermes Binner que las gestiones socialistas buscan liberar esos terrenos ubicados desde la Estación Fluvial hacia el sur hasta la altura de calle Zeballos. El galpón con un “26” casi despintado marca el límite con los terrenos del Ente Administrador del Puerto Rosario (Enapro), en el se mantiene desde hace tiempo amarrado “un dique” de una empresa, que “se resiste” a dejar de operar con trabajadores en condiciones precarias en esa parte del balcón al río, admitió una fuente consultada .
  Desde comienzos del milenio pasaron distintos gobiernos de diferentes colores políticos en ambos países, pero hasta ahora no prosperó ninguna de las alternativas imaginadas por gobernantes y empresarios locales y bolivianos. Pero en esta oportunidad, el hecho que la titular de las relaciones exteriores se trate una persona, Susana Malcorra, que conoce la ciudad, ya que nació y estudió en Rosario, tal vez habilite y le de una mayor fluidez y velocidad a lo funcionarios locales y de la provincia pretenden avanzar allí con el desarrollo urbanístico de esa zona.
  Desde el consulado del Estado plurinacional de Bolivia se excusaron de responder a la consulta periodística sobre el planteo realizado de la mandataria local al presidente.
  Por lo pronto, las autoridades del Enapro mantiene corto el césped en la lonja que separa la zona franja de las rejas que lindan con avenida Belgrano.
  Fein aseguró que la visita de Macri fue “muy positiva para la ciudad”, ya que destacó, entre otras cosas, la necesidad de potenciar los puertos del sur de la provincia de Santa Fe y, en ese contexto, es que le expresó el objetivo de incorporar a la zona franca de Bolivia al desarrollo de la ciudad. “Está en un sector muy importante de la ciudad, y que el presidente tomó como un desafío para poder resolver la cuestión”, señaló.
  “Le dije que en próximas reuniones de ciudades Rosario quiere estar, pese a no ser capital del provincia. No hay ciudades como Rosario que no siendo capitales de provincia tengan la importancia económica, productiva, académica que tiene nuestra ciudad”, dijo.

Casi dos décadas de planes y proyectos

Hubo reuniones oficiales numerosas veces con autoridades del altiplano para tratar la mudanza de la zona franca a lo largo de las últimas dos décadas. Dentro de las iniciativas más recientes en pos de trasladar el puerto fueron con:
  • La embajadora de Bolivia en 2009, cuando se analizó la posible radicación de la zona franca en el puerto de Zárate.
  • En 2013, en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) se estudió la opción de Rocha en Uruguay.
  • El último intento con un mayor grado de avance fue en 2014, cuando profesionales y funcionarios de Nación y de la administración de servicios portuarios de Bolivia avanzaron en el análisis hasta para trasladar la zona franca a Ibicuy en Entre Ríos. Pero las distintas ofertas de mudanza no interesaron al gobierno de Evo Morales.
  • Hasta empresarios bolivianos radicados en Argentina expresaron su interés de reabrir en 2014 la zona franca y dieron a conocer que contaban con proyecto de seis etapas que tendría una inversión de 450 millones de dólares, que también quedó sólo en intenciones.
  El terreno en se ancla la zona franca boliviana abarca una área de más de 54 mil metros cuadrados con cerca de mil metros de muelle, que por la falta de mantenimiento demandan una fuerte inversión para su recuperación. El último barco que amarró formalmente allí data de 1988, lejos quedaron los objetivos iniciales y apenas funcionó como depósito de mercancías, al punto que algunas cosechadoras oxidadas por el paso del tiempo ya están cubiertas por yuyos.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario