La ciudad

Buscan consenso para subir el boleto, pero a una tarifa que no llegaría a $ 4,80

Si se derivan más fondos al transporte y se cambia el modo de calcular el costo, parte de la oposición avalaría un aumento del pasaje. Esa es la base de la negociación entre los diferentes bloques.

Miércoles 05 de Marzo de 2014

El oficialismo en el Concejo comenzará a tejer hoy una delicada estrategia para lograr un aumento del boleto de colectivos. Será a partir de las 8, cuando el tema sea el excluyente a tratar en la comisión de Servicios Públicos. Si bien el mensaje de la intendenta pide una tarifa a $ 4,80, los operadores políticos de Mónica Fein remarcan por lo bajo que "lo más concreto es que se consiga un precio menor".

En efecto, esa es la base de la negociación que vienen armando desde hace una semana con diferentes bloques que habían sido convocados por la intendenta antes de que se enviara al Palacio Vasallo el pedido de aumento.

La negativa monolítica de la oposición a aprobar un boleto a $4,80 comienza a ceder cuando ese valor desciende. "Estamos convencidos de que la oposición nos va a otorgar un aumento de tarifa, seguramente no es el que deseamos, pero ellos no desconocen la realidad que atraviesa el sistema de transporte", remarcó uno de los operadores más encumbrados del socialismo.

En la comisión de Servicios Públicos el pedido de Fein prácticamente no tiene problemas para conseguir despacho. De lo siete concejales que la integran cuatro pertenecen al interbloque oficialista. Pero la mira del socialismo no está puesta allí sino en el recinto, donde la mayoría es de la oposición.

Ayer, el concejal justicialista Osvaldo Miatello (integrante del ente de transporte y miembro de la comisión de Servicios Públicos) se mostró proclive a llegar a un consenso en torno a tarifas "siempre y cuando se destinen más fondos al sistema de transporte. El estudio de costos del boleto debe incluir los 80 millones de pesos que el municipio destinó a La Mixta y la Semtur el año pasado. Si en 2014 le van a asignar 100 millones a estas dos líneas, entonces el estudio cambia considerablemente: estaríamos hablando de un boleto de $ 4,10 y no de $ 4,80", remarcó.

Además, dijo que "la provincia también debe comprometerse a asignar fondos al sistema de transporte local, como ya lo hizo el gobierno nacional". En tal sentido, reveló que "el adelanto de $1.400 que en el marco de la paritaria se les dio a los choferes nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) fue cubierto con subsidios nacionales".

Fondos extra. Tal vez esa sea la llave que destrabe el aumento. A su vez, los negociadores socialistas destacaron que la modificación de la ley de obras menores, que destina recursos a todos los municipios menos a los grandes como Rosario y Santa Fe, "permitirá que llegue dinero a la ciudad que podrá volcarse al sistema de transporte".

No obstante, dijeron que esa modificación "primero debe ser avalada por la Legislatura y luego la tiene que promulgar la provincia. Estamos hablando como mínimo de julio para poder contar con esos fondos", estimó una de las principales espadas con las que cuenta Fein en el Concejo, al tiempo que remarcó la "voluntad del gobierno provincial de aportar fondos, tal como lo sugirió la oposición".

Por ahora, quien más monolíticamente se muestra reacio a avalar un aumento de tarifas es el PRO. El Frente para la Victoria, el radicalismo y el cavallerismo, en tanto, analizan la estrategia. Por lo bajo no son pocos los que remarcan que "fue el Concejo el que defendió a muerte la potestad para fijar la tarifa, y ahora se debe hacer cargo".

Eso sí, la tarifa a $4,80 tal cual la quiere el Ejecutivo, por ahora se muestra lejana. Mientras tanto, el fantasma del conflicto comienza a pasearse sobre el horizonte.

La única prestataria del sistema (Rosario Bus) ya fue al paro la semana pasada y la secretaria de Servicios Públicos, Clara García, vaticinó que este fin de semana podría haber problemas para pagar los salarios de los colectiveros, situación que ya comenzó a inquietar al gremio (ver aparte).

Por lo pronto, el arista y presidente de la comisión de Servicios Públicos, Carlos Comi, será quien hoy comience a tejer las estrategias para salir de esta encrucijada. Las cartas están sobre la mesa, dependerá de la habilidad del negociador ver qué final tiene la partida.

Colectiveros en alerta

Los colectiveros nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) siguen alertas el devenir de las finanzas del sistema de transporte. Es que la secretaria de Servicios Públicos, Clara García, ya advirtió que podría haber inconvenientes en el pago de los salarios durante este fin de semana. Las fuentes gremiales consultadas remarcaron ayer que las empresas tienen hasta el cuarto día hábil del mes para acreditar salarios, plazo que expira el 10 de marzo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario