La ciudad

Busca el auto hace dos días porque se olvidó dónde lo dejó

La insólita historia de una mujer de Maggiolo que vino a Rosario para hacer trámites

Jueves 07 de Octubre de 2010

"Si me mueven un tractor o una vaca se corre de lugar, me doy cuenta al instante, pero la verdad es que no me acuerdo dónde dejé el auto". Esa comparación utilizó ayer una mujer oriunda de la localidad de Maggiolo (Santa Fe) que no recuerda dónde está la cochera céntrica en la que estacionó su Chevrolet Meriva el martes, cuando llegó a Rosario para realizar trámites personales. Peor aún, perdió el ticket de referencia y su endeble memoria sólo le devuelve difusas características del garaje, que desde hace dos días intenta ubicar deambulando a pie por el microcentro.

Jorgelina Ceser, de 34 años, salió el martes a las 6.30 de Maggiolo, a 200 kilómetros al sudoeste de Rosario, donde reside y trabaja junto a su pareja en servicios agropecuarios. Viajó sola en su Meriva negra con vidrios polarizados (dominio IEX 646) y con las escasas referencias geográficas que tenía de Rosario.

"Vine a realizar un trámite al Banco Nación y de paso a comprar unos objetos. Entré por Pellegrini, pasé el parque Independencia varias cuadras, pregunté dónde quedaba el banco y me dijeron que a la altura del 800. Doble a mi izquierda y después retomé una calle hacia el microcentro, pero no recuerdo cual. Era al 1300 o 1400 más o menos", describió ayer la mujer en el lobby de un hotel donde debió alojarse el mismo martes a la noche, obligada a extender la estadía por el inusual olvido.

"Yo vi que una EcoSport se metió en una cochera a mano derecha y la seguí. Estacioné detrás de un Renault 9 y a los apurones pedí el ticket. Tuve que dejar las llaves. Salí, caminé a mi izquierda unas cuatro cuadras y llegué hasta la plaza donde empieza la peatonal (Pringles). Volví por Córdoba hasta el banco (San Martín y Córdoba), hice el trámite y fui a Falabella a comprar unas cosas. Caminé hasta Corrientes; ya eran las cuatro de la tarde más o menos. Intenté acordarme dónde había dejado el auto, pero no hubo caso, encima perdí el ticket", relató confundida Jorgelina, quien no obstante demostró no padecer trastornos: "No tengo Alzheimer", aclaró entre risas.

Desorientada, pidió ayuda a los empleados de una cochera de San Lorenzo al 1000. "Me acompañaron a pie y después en auto, recorrimos unas 30 cocheras. Después fui a la comisaría 3ª, donde me dieron una mano, pero no la pude ubicar. La cochera es semicubierta y tiene plantas al frente", recordó.

Con GPS. Mientras relataba su itinerario e intentaba hallar una explicación a semejante laguna mental, recibía anoche de manos del conserje del Hotel Imperio un listado con los teléfonos de 16 cocheras, que su pareja se disponía a llamar.

"En Buenos Aires no me pasa, pero acá me pierdo. La próxima pongo un GPS (Sistema de Posicionamiento Global), describió la mujer resignada a tomarse con calma el hecho para que no la traicionen los nervios. Y aportó dos teléfonos por si alguien identifica su vehículo: 03462-153-23187 y 03462-155-40254.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS