La ciudad

Boom de la bici: sube la demanda del sistema público municipal

Los viajes en el programa público subieron un 53 por ciento en lo que va del año. El precio del combustible y la tarifa del boleto operan a favor.

Domingo 10 de Noviembre de 2019

El fenómeno de crecimiento del uso de la bicicleta en las calles rosarinas incluye un aumento considerable de la utilización del sistema público municipal, que está en proceso de reforzarse para contener esa demanda.

Protagonistas de un programa lanzado en diciembre de 2015, los rodados color naranja ya forman parte del paisaje urbano, sobre todo en la zona macrocéntrica, y su utilización es cada mayor: en lo que va del año el sistema creció un 53 por ciento en viajes diarios promedio con respecto a 2018, y se incrementó en un 18 por ciento la cantidad de usuarios activos, quienes realizan al menos un viaje en el mes.

"Hay dos razones, por un lado un cambio de época con la inclinación a la actividad física, y por otro la cuestión económica. Antes el auto era una extensión del cuerpo, y ahora de la mano de la suba del combustible y de las playas de estacionamiento la gente está volcando a caminar y usar la bicicleta", comenta Carlos Comi, presidente del Ente de la Movilidad de Rosario (EMR).

El programa cuenta con 52 estaciones distribuidas en 14 barrios de la ciudad. Según números que aporta el municipio, los usuarios inscriptos son 64.100, con mayoría femenina: el 55 por ciento son mujeres y 45 por ciento son hombres. Desde su implementación hace casi 4 años, los viajes realizados suman 2.110.000.

Si se compara julio de 2018, un mes en que las condiciones climáticas no son las más propicias para utilizar la bicicleta, con el mismo periodo de este año, el aumento es del 78 por ciento de viajes diarios promedio, apuntan desde el EMR. El récord de viajes en un día fue el pasado 9 de octubre, cuando se realizaron 4.602. El mes con más cantidad fue en septiembre de este año, con 96.804, 12.468 viajes más que en agosto de 2019.

Por este crecimiento de la demanda, que según la organización de ciclistas STS Rosario En Bici dejó al sistema al borde de la saturación, la Municipalidad inició un proceso a mediados de año para incorporar 200 nuevos rodados de la fábrica sanlorecina Taleb, bicicletas robustas adaptadas para el uso público con características antivandálicas.

"Es un sistema adoptado, querido, y cuidado por los rosarinos. Más allá de las precauciones que tomamos, casi no tenemos problemas de vandalismo ni de robo, son mínimos", señala Comi, que desmintió además que exista peligro de colapso del sistema.

A su vez, asegura que se están realizando mejoras en la infraestructura del sistema, con pintura para las estaciones y reparación de anclajes. Las estaciones más utilizadas son Paseo Pellegrini, Facultad de Medicina y Plaza Sarmiento. El viaje típico en día hábil tiene una duración de 17 minutos mientras que los sábados es de 19 minutos y los domingos de 21 minutos, indican.

En tanto, la red de ciclovías en la ciudad ya llega a 135 kilómetros, los bicicleteros en vía pública son 1900, y las playas de estacionamiento con un espacio de uso público y gratuito para rodados suman 48. "Hay un crecimiento muy importante, pero no es la postal ver estaciones vacías. La idea, de todos modos, es expandir el sistema, en especial hacia la zona norte, "pero por el momento las dificultades económicas han jugado en contra del desarrollo de estos proyectos", asegura. Y afirma que lo mismo pasa con las bicisendas. Estos planes, adelanta, "serán retomados durante la gestión de Pablo Javkin".

Tarifa polémica

El costo del servicio es toda una discusión, ya que está atado al precio del boleto, y hoy cuesta por día 42 pesos, lo que despierta la queja de usuarios. Además del abono diario, el plan prepago mensual cuesta 420 pesos y el anual, 2.800. Con la implementación del Boleto por Hora, se puede combinar con cualquier línea de colectivo a una bici de forma gratuita.

Esto ha despertado críticas de la oposición, que considera que no hay razones para que la tarifa de las bicicletas esté pegada proporcionalmente a la de colectivo y no hay ningún insumo (como repuestos o combustible) que justifique el precio de un boleto y medio. Por eso, piden elaborar periódicamente un estudio de costos propio para determinar ese valor.

"Una política de promoción de la movilidad sustentable, como afirma tener el municipio, tendría que ser más económica. Incluso puede ser como se hizo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que buscó sponsors y es gratuito", comentó el concejal Eduardo Toniolli,que presentó el proyecto para escindir ambos incrementos.

Algunas ONG de ciclistas dicen que no desacuerdan con que sea pago "por una cuestión de idiosincrasia argentina, que considera que lo que es público no se cuida si es gratis", pero también creen que la tarifa está muy alta. Para Comi, "el abono permite usarlo sin límites durante el día, por lo que termina siendo un precio competitivo. Este no es un servicio para la clase acomodada. Los usuarios son mayoritariamente jóvenes, trabajadores y mujeres. Incluso algunos la usan para hacer repartos", afirma el presidente del organismo.

En ese sentido, el funcionario afirma que "es un sistema en el que el municipio pone varios millones para su mantenimiento, reparaciones y sueldos del personal". Y además, revela que están pensando en alternativas tecnológicas, por medio de aplicaciones como sucede en otras ciudades con los monopatines eléctricos, para evitar el uso de las estaciones y ahorrar dinero.

Respecto a la posibilidad de conseguir sponsors, el funcionario indica que aún ninguna de las empresas que se acercó a consultar ha hecho una oferta seria. "No queremos convertir la bici en un auto de carrera con cien calcomanías. Estamos buscando un auspiciante importante", reveló Comi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario