La ciudad

Bonfatti: "Ya entregamos más de mil viviendas y tenemos otras 6 mil en ejecución"

El gobernador Antonio Bonfatti presidió hoy la entrega de viviendas sociales en la localidad de Intiyaco. Y dijo que con el plan "Mi tierra, mi casa" sumarán 10 mil viviendas más en la provincia.

Miércoles 29 de Agosto de 2012

El gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, presidió hoy la entrega de doce viviendas sociales con servicios, correspondientes al Subprograma de Otorgamientos de Créditos Reintegrables para Materiales y Conducción Técnica, en la localidad de Intiyaco, departamento Vera.

“Acá estamos en Intiyaco entregando en total, de lo que va de nuestra gestión, 1.049 viviendas. Tenemos más de 6 mil en ejecución, una propuesta que hemos lanzado hace poco tiempo que se llama 'Mi tierra, mi casa', que es tener lote propio y con eso nosotros creemos que vamos a sumar otras 10 mil viviendas más en la provincia, por esfuerzo propio y nosotros vamos a entregar canastas de materiales. Así que seguimos avanzando en el tema de la vivienda que es uno de los derechos básicos, junto con la salud y la educación”, destacó el mandatario provincial.

Con respecto a los nuevos adjudicatarios, Bonfatti sostuvo que para ellos “es un sueño importante poder tener el cobijo de un techo y tener su casa propia, pero hay un hecho no menor que es la posibilidad de constitución de la familia. Tener un lugar adecuado para que los chicos cuando vuelven de la escuela puedan hacer los deberes con comodidades”.

“Acá nace un nuevo barrio, ustedes se conocen todos porque es una comunidad pequeña pero muchos pasan a ser vecinos. Esto es importante, miremos menos televisión, menos cosas que ocurren en otros lugares y que no condicen con la realidad de Intiyaco, porque este es un pueblo de trabajo y esfuerzo”, indicó el gobernador, destacando la importancia de “que dialoguemos con los chicos, que nos juntemos alrededor de instituciones para fortalecer los lazos sociales”.

“A parte de entregarles las llaves de las viviendas —continuó— van a recibir dos obsequios: uno es una pequeña biblioteca, que está construida por presos de la Unidad Penitenciaria de Coronda, con lo cual estamos tratando que aquel que perdió el rumbo alguna vez se recupere a partir de un oficio. Por otro lado, una colección de libros que da el Plan Nacional de Libros y que tiene que ver con esto de apagar un poco la televisión y escucharnos más, poder contarles historias a nuestros hijos, nietos o sobrinos. En definitiva, seguir fortaleciendo la familia”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario