La ciudad

Bolicheros rosarinos amenazan con un inédito paro en bares y discotecas

La protesta se hará el próximo fin de semana si el municipio no los recibe. Denuncian caza de brujas y excesos en los controles comunales.

Viernes 30 de Mayo de 2014

En una medida inédita, los empresarios de la noche rosarina amenazaron ayer con un paro total de actividades del sector para el próximo fin de semana. La protesta, que de concretarse se hará el viernes 6 y sábado 7 de junio en 74 bares y boliches, se lanzará para denunciar "la caza de brujas que emprendió la Municipalidad contra el rubro, la sobreactuación en los controles y las clausuras ridículas" de locales. Los bolicheros pretenden ser recibidos por el Ejecutivo para suspender la medida de fuerza que, de lo contrario, dejará sin espacio para divertirse a unos 40 mil jóvenes.

La movida se gestó ayer entre los tres grupos empresarios que agrupan a emprendimientos vinculados a la noche: la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, la Cámara de Esparcimiento Nocturno (CEN), y la Cámara de Boliches de Rosario.

"No estamos en contra de los controles ni de las inspecciones. Lo que si rechazamos es la sobreactuación de la Municipalidad, sólo para mostrar estadísticas supuestamente positivas que implican una caza de brujas contra el sector y afectan decenas de puestos de trabajo", planteó Marcelo Pinchetti, presidente de la CEN.

En particular, el empresario fustigó el accionar de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana que conduce Pablo Seghezzo. "En realidad esa secretaría no tiene absolutamente nada de convivencia ciudadana. Sólo se dedican a hacernos daño con clausuras ridículas, pero nunca nos reciben", se quejó.

Pinchetti dio luego algunos ejemplos "muy gráficos" de excesos en las inspecciones. "Hace unos días labraron actas en el Bar del Mar (Balcarce al 400) porque a las cuatro de la madrugada encontraron que el baño estaba mojado. Es lógico que eso ocurra cuando hay cientos de personas que ya pasaron varias horas en un mismo lugar", apuntó.

"En el boliche Madame (Brown al 3100) —continuó— donde van 5.000 personas por noche, dijeron que vieron un par de personas fumando, cuando no está permitido. Y en boliche Maus (Córdoba al 3500), donde concurren 1.800 jóvenes, encontraron un menor y también aplicaron una sanción.

Según Pinchetti, "son faltas menores, teniendo en cuenta la cantidad de gente que entra a nuestros locales. Hay temas que no son fáciles de controlar y si el municipio se pone tan riguroso no va a quedar un bar con amenización y boliche que pueda funcionar en Rosario. Es demasiado, por eso decimos basta".

Para el empresario, la consecuencia directa de esta "persecución" del municipio es que cada vez "más jóvenes rosarinos se van a bailar a los pueblos cercanos, desde Arroyo Seco, pasando por San Lorenzo, Capitán Bermúdez o Granadero Baigorria"

En ese sentido, Pinchetti aseveró: "La movida nocturna rosarina viene en franca caída. Ya desaparecieron los jueves y domingos. Y desde hace un tiempo, los viernes y sábados estamos trabajando al 50 por ciento. Y encima nos persiguen".

Hoy, referentes de las tres cámaras volverán a reunirse para definir si concretan la amenaza de no abrir el fin de semana próximo. "Dependerá del Ejecutivo, si Seghezzo, (Fernando) Asegurado o la intendenta (Mónica) Fein nos atienden para escuchar nuestro planteo y tratar de acercar posiciones", indicó el titular de la CEN.

El empresario aclaró que hasta el momento "sólo fuimos convocados por los concejales que integran la comisión de Gobierno para opinar sobre la reforma a la ordenanza que regula la actividad nocturna", que el cuerpo pretende concretar en el transcurso del año simplificando rubros para evitar tergiversaciones.

De concretarse la protesta, Pinchetti estimó que afectará a unos "74 locales vinculados a la movida nocturna de la ciudad, entre boliches y bares con amenización musical", que reciben a unos 40 mil jóvenes por noche.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario