La ciudad

Barrio 7 de Septiembre: crean otro observatorio de seguridad comunitaria

Se reunirán autoridades locales y provinciales, concejales y vecinos, preocupados también por el funcionamiento de la comisaría de la zona noroeste rosarina

Lunes 22 de Junio de 2015

Debido a los recurrentes sucesos de violencia que sufre el barrio 7 de Septiembre, la comisión de seguridad del Concejo Municipal tiene programado instalar un observatorio de seguridad comunitaria. El encuentro, que reunirá a autoridades locales, provinciales y policiales con los vecinos del populoso barrio del noroeste rosarino, se desarrollará en la última semana de este mes o en la primera de julio. Así lo comunicó el concejal Diego Giuliano, presidente de la comisión de seguridad, quien mostró signos de preocupación por la agitada realidad que atraviesa a esta zona.
  Giuliano recordó que ya se realizaron dos encuentros dentro del Palacio Vasallo entre la comisión de seguridad y los vecinos de 7 de Septiembre. “Allí se formularon algunos reclamos importantes que tenían que ver con más patrullaje en la zona, y con las condiciones de la subcomisaría 21ª, que los vecinos denunciaron directamente que cerraba de noche”, contó el edil, y agregó que desde ese momento “se resolvió hacer un observatorio de seguridad comunitaria”.
  En relación al formato del observatorio, Giuliano explicó que “ya se hicieron varios en la ciudad y que son reuniones en las que van vecinos, instituciones, generalmente van las escuelas, las vecinales del lugar, las iglesias que siempre quieren participar y los clubes del barrio. Además de esas entidades y los vecinos, lo fundamental es que están presentes los directivos policiales”.
  “Sin la participación de la policía, el observatorio pierde sentido. Si no, todo pasa a ser una reunión más”, destacó el concejal de Rosario Federal. “Queda claro entonces, que acá es muy importante la presencia de la policía, de las autoridades del Ministerio de Seguridad y de la Municipalidad. Creemos que es una buena forma de abordar todos los temas, en una misma reunión, organizada por la comisión de seguridad del Concejo”.
  Sobre la fecha apuntada para este observatorio, Giuliano confió que “estamos intentando conseguir la presencia, si es posible, de la plana mayor de la policía. En algunos observatorios estuvo el Jefe de Policía, además del comisario de la seccional correspondiente. Buscamos hacerlo la última semana de junio, o la primera de julio. Dependerá de la confirmación de los integrantes del Ministerio de Seguridad, de la policía de la provincia y de la Municipalidad.
  —Desde la visión de la comisión, ¿entienden que el barrio 7 de Septiembre es uno de los más problemáticos en relación a la falta de seguridad?
  —En los encuentros con los vecinos hemos detectado una gran cantidad de problemas allí. Además, las denuncias de los vecinos son continuas, permanentes. A eso hay que agregarle la gravedad que implica las malas condiciones en la que está la comisaría, y la forma en la que no pueden responder a las demandas de los habitantes del barrio. Si se tienen en cuenta los arrebatos y las entraderas que hay en el área del 7 de Septiembre y se le agrega la situación de dificultad en la que está la policía, es realmente imprescindible que hagamos este observatorio.
  —Según las experiencias anteriores, ¿creen que después de los observatorios se genera un compromiso mayor en las autoridades policiales para atender esas zonas?
  —Creemos que los observatorios son muy importantes. Representan una manera muy eficaz de juntar todas las partes que intervienen. Que sirve para que se escuchen los reclamos, cara a cara. Hay respuestas rápidas, cosas que se concretan enseguida, y otras que no se concretan. Pero nos parece que es una buena oportunidad para que se encuentren la Municipalidad, la Provincia, la Policía y los vecinos. Y los concejales actuamos como una especie de garantes de estos encuentros.

Casos que estremecen

En el barrio 7 de Septiembre se multiplican los hechos delictivos. La violencia es un denominador común en un contexto de necesidades y falta de recursos.
  En los encuentros con la comisión de seguridad del Concejo municipal, los vecinos reclamaron una mayor presencia policial, y que esa detemrinación se fomalice con una mayor cantidad de móviles para patrullar esta complicada zona de la ciudad.
  Además, los habitantes del barrio apuntaron contra el funcionamiento de la subcomisaría 21ª.
  “Denunciaron que la seccional cerraba de noche. Y que como no tenía cerradura, los policías cerraban la puerta arrimando una batería de auto”, contó Giuliano.
  En tanto, uno de los casos más resonantes en el barrio fue el asesinato de Alicia Beatriz Bravo, quien la semana anterior esperaba el colectivo junto a su hijo, de madruagada, y fue herida de muerte por un jóven que ya fue identificado.
  “Fue un homicidio muy doloroso. Si bien todos los homicidios son graves, este tuvo un impacto social muy fuerte. La mamá estaba esperando el colectivo para ir a trabajar y por una cuestión menor, termina siendo asesinada”, se lamentó el edil.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS