La ciudad

Banderazo en Avellaneda y réplica local con reproches a la Nación

Con parte de la atención puesta en la vecina Reconquista, Avellaneda, ciudad donde tiene su sede Vicentin, fue epicentro ayer de un banderazo de autoconvocados "por el respeto a la libertad, la República y la propiedad privada".

Viernes 10 de Julio de 2020

Con parte de la atención puesta en la vecina Reconquista, Avellaneda, ciudad donde tiene su sede Vicentin, fue epicentro ayer de un banderazo de autoconvocados "por el respeto a la libertad, la República y la propiedad privada". Una movida que tuvo su correlato en Rosario, la Capital Federal, Córdoba y otros puntos del país, donde —en rigor— el repudio a la posible estatización del grupo agroexportador en quiebra fue superado por las expresiones de rechazo al gobierno nacional, acicateadas en redes sociales y en modo presencial por dirigentes macristas.

Con el Día de la Independencia como marco, el banderazo en Avellaneda contra la intervención y eventual expropiación de Vicentin comenzó sobre las 15.30. Media hora después, una gran caravana (vehículos y personas de a pie) procuró cruzar el puente que separa esa ciudad con Reconquista.

Sin embargo, el gobierno provincial extremó las medidas de seguridad, teniendo en cuenta también que la Argentina ingresa a una etapa crucial de la pandemia de Coronavirus, y desplegó numerosos agentes policiales en el lugar. Incluso, estuvieron presentes la Policía Federal y Gendarmería.

Ambas ciudades del departamento General Obligado están separadas solamente por el arroyo del Rey y, casi a la misma hora, Reconquista fue escenario de una movilización a favor de la estatización de la cerealera, razón por la cual las autoridades santafesinas y locales potenciaron las medidas de seguridad para evitar cruces.

De hecho, la única vía de comunicación entre ambas ciudades en plena pandemia es el puente emplazado sobre la ruta 11, donde se registraron algunos incidentes menores frente al despliegue de fuerzas de seguridad y agresiones verbales a un cronista de C5N.

La caravana en defensa de la empresa fue integrada por productores, dirigentes políticos, comerciantes, empresarios, accionistas de Vicentin y vecinos de Avellaneda.

No obstante, ambas convocatorias centradas en Vicentin también terminaron desarrollándose con unos pocos kilómetros de diferencia. En ese sentido, cuando la columna procedente de Avellaneda llegó a Reconquista, la movilización de gremios y organizaciones sociales y políticas ya había concluido.

El 20 de junio pasado, habitantes de Avellaneda y Reconquista, las dos ciudades donde se asientan varias empresas que integran Vicentin (unos 2.450 trabajadores), habían protagonizado una multitudinaria movilización en defensa del grupo.

En sintonía

Paralelamente, el Monumento a la Bandera también fue escenario de una concurrida concentración de rosarinos que, si bien repudió la posible intervención de la agroexportadora, puso mayor énfasis en los cuestionamientos a las políticas públicas del gobierno nacional.

Cerca de las 16.30, rosarinos se agruparon en torno al mástil de la albiceleste, al tiempo que los autos que pasaban por el lugar hacían sonar sus bocinas. "Venimos a defender la República. Queremos justicia", fue uno de los principales reclamos de los manifestantes.

En la ciudad de Santa Fe, en tanto, hubo una concentración en la Plaza 25 de Mayo, frente a la Casa Gris. Arengada vía redes sociales por el hashtag #9JYoVoy, la movida se replicó en la Quinta de Olivos y el Obelisco, en la Capital Federal (ver página 19), y en Córdoba y Mendoza, entre otros puntos del país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario