La ciudad

Bajante histórica: instalarán una bomba de última generación y habrá cortes del servicio

El suministro estará interrumpido entre las 23 del sábado y las 6 del domingo en las zonas centro, sur, sudoeste y oeste de Rosario. También en Funes y Villa Gobernador Gálvez

Viernes 15 de Enero de 2021

La empresa Aguas Santafesinas sigue trabajando para contrarrestar los efectos que provoca la histórica y pronunciada bajante del río Paraná desde hace más de un año. A la incorporación del equipo de buzos profesionales ahora se suma una bomba de última generación para garantizar la captación de agua en la planta potabilizadora de Arroyito. Por tal motivo, la firma indicó que el suministro se encontrará interrumpido entre las 23 del sábado y las 6 del domingo en gran parte de Rosario, y en Funes y Villa Gobernador Gálvez para realizar esas tareas de mantenimiento.

Desde el Instituto Nacional del Agua (INA) no hay perspectivas de mejoras sobre la cuenca del Plata, que alimenta a los ríos Uruguay y Paraná. Por esa razón, Aguas Santafesinas tuvo que reforzar el sistema de bombas que toman 27.000 m3 por minuto para abastecer a Rosario y zonas aledañas y recuperar, de esa manera, la pérdida hidrodinámica que provocó la bajante del caudal. Esas perspectivas en baja seguirán presentes al menos hasta el otoño.

"Vamos a reemplazar una bomba antigua que lleva más de 50 años de funcionamiento por un nuevo equipo de última generación, que tiene una capacidad de 5.000 m3 por hora (la antigua tenía 3.000 m3 por hora) y nos va a permitir sumar 2.000 m3 por hora para sumarlo al suministro junto a las otras siete bombas", confirmó el gerente de Comunicación de la empresa prestadora del suministro de agua potable, Guillermo Lanfranco a La Capital.

Esto les permite a la empresa asegurarse de cualquier contratiempo con el rendimiento del resto de las bombas y poder seguir captando agua del río con normalidad. "De esta manera le estamos haciendo frente a esta extraordinaria bajante del río Paraná y que nos obliga a poner todos los equipos necesarios para mantener este servicio esencial para la población", completó Lanfranco.

aguas1.jpg

Para tal fin, en la madrugada del domingo se realizarán tareas de renovación de válvulas como parte del armado de la nueva bomba de agua cruda que se instalará en la planta potabilizadora ubicada en French y Echeverría. El montaje y la puesta a punto del nuevo equipo se realizarán en las próximas semanas. Esas tareas obligarán a la interrupción del suministro en la zonas centro, oeste y sudoeste de Rosario, Funes y Villa Gobernador Gálvez.

La bomba que será reemplazada tiene una capacidad de captación de agua del río de 3 millones de litros por hora, mientras que la nueva puede captar 5 millones de litros por hora. Esto permitirá a la planta tener mayor capacidad de captación, y optimizar su funcionamiento en esta etapa estival de alta demanda.

Los buzos profesionales realizarán tareas de limpieza y desobstrucción

buzos.jpg

El equipo de buceo de última generación que fue incorporado el mes pasado realizará tareas de limpieza de los decantadores y la desobstrucción de las rejas del conducto principal de la toma de agua. El objetivo es recuperar la capacidad de captación del río Paraná junto al nuevo artefacto.

La interrupción del suministro de agua potable en toda la ciudad también permitirá realizar trabajos preventivos y de mantenimiento en el sistema de distribución. De hecho, en la estación “C” de rebombeo de agua potable, ubicada en Ocampo y Dorrego, se cambiarán los filtros de una de las bombas y personal de redes trabajará en el recambio de una gran válvula ubicada en Biedma y Ovidio Lagos, zona sur de la ciudad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS