La ciudad

Avril, la nena que quisieron desconectar, sigue estable

La nena de 4 años está en coma desde hace 11 meses. Quieren sacarla del Hospital Militar, donde sugirieron desconectar el respirador.  

Martes 04 de Junio de 2013

Avril, de 4 años, es una nena rosarina que desde hace once meses se encuentra en estado de coma, con asistencia respiratoria. Nueve días atrás, fue internada en el Hospital Militar de Buenos Aires, donde una médica les dijo a sus padres que podía desconectarla sin su autorización. Estos la denunciaron y la policía dispuso que un agente custodie la chiquita las 24 horas. Desde el momento en que el hecho tomó estado público, los papás de la niña no volvieron a ver a la profesional y hasta recibieron un trato "mucho más humano", según afirmaron a La Capital.

Ahora, los padres de Avril, que todavía no tienen un diagnóstico sobre lo que le ocurre a su hija, están haciendo gestiones para trasladarla al Hospital de Pediatría Garrahan, de la Capital Federal.

Adrián Michela, de 29 años, y Silvina Salgado, de 40, son los padres de Avril. Y desde el 10 de julio de 2012 luchan por la vida de su única hija. Ese día, la niña sufrió un desvanecimiento y, desde entonces, no recobró el conocimiento.

"Sabemos que, para la obra social (de los empleados de comercio, Osecac), lo de Avril es un gasto muy grande y, tal vez por eso, la quieren desconectar", reiteró el padre de la nena, que según el último parte de ayer continuaba estable, con la presión y la temperatura correctas.

Adrián y Silvina siguen si perder esperanzas ya que, según les dijo el padre Ignacio Peries, la chiquita despertaría. Ahora quieren trasladarla al Garrahan.

En principio, Avril fue llevada al sanatorio Delta, y desde allí al Hospital Italiano, donde estuvo cuatro meses internada en terapia.

"Nunca nos dieron un diagnóstico. Cuando nos avisaron que no había más nada por hacer, la trajimos a Buenos Aires, por nuestra cuenta y tras consultar por internet a un centro de rehabilitación (Ciarec). Nos atendieron muy bien pero tuvo neumonía y debimos trasladarla al Hospital Sagrado Corazón", y de allí al Militar (en el barrio porteño de Belgrano).

"Un día, y sin nuestro permiso, gente del Incucai (Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante) le hizo un estudio a Avril y una médica de guardia nos dijo que le podía desconectar el respirador a la nena sin necesidad de nuestra autorización porque ya no había nada que hacer", repasó Adrián.

Rápidamente, los padres reaccionaron e hicieron la denuncia ante la seccional 31ª y el Juzgado Civil Nº 87 dispuso que un agente custodiara a la menor durante las 24 horas. "Queremos saber qué hacen con Avril todo el tiempo", manifestó el papá.

A esto se sumó que un día los "visitó" en el hospital un supuesto representante de Osecac. "Nos dijo que teníamos que aceptar que Avril se iba a morir, como a mí se me cae el pelo y lo tengo que aceptar", manifestó Adrián, absolutamente indignado.

Por lo pronto, el trato en el Hospital Militar pareció haber cambiado durante el fin de semana.

Campaña

En Facebook se armó un grupo para apoyar a los padres de Avril. Empezó el 12 de marzo pasado, se llama “Mil grullas por Avril” y cuenta con 641 miembros. Son muchos los que envían mensajes de aliento a Adrián y Silvia y también a la nena. ¡Fuerza Avril”, se repite en varios. También promovieron cadenas de oración para sostenerlos.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario