La ciudad

Aval de comerciantes y ediles al plan para reformar la movilidad en la zona oeste

La propuesta del Ejecutivo para mejorar la movilidad en los corredores oeste y noroeste cosechó más adhesiones que rechazos. Vecinos sostienen que hacen falta obras para la fluidez.

Sábado 18 de Julio de 2015

Comerciantes y ediles avalaron el plan de reforma de la movilidad para el oeste y noroeste de la ciudad que tiene en estudio el municipio. “Tenemos problemas con el tránsito y hacen falta obras para que haya más fluidez”, reconoció Luis Astorga, vecino y comerciante de barrio Belgrano. Por su parte, el concejal radical Jorge Boasso recordó que hace seis años el cuerpo había aprobado un decreto suyo que encomendaba a la Intendencia un estudio para determinar la factibilidad de eliminar la doble vía en las avenidas Eva Perón y Mendoza, como ahora se proyecta.

   La propuesta del Ejecutivo para mejorar la movilidad en los corredores oeste y noroeste cosechó más adhesiones que rechazos. De todas formas hubo críticas al municipio por las demoras en implementar transformaciones en una zona donde el tránsito se congestionó considerablemente en los últimos años a raíz del crecimiento comercial y residencial.

   En declaraciones a La Ocho, Astorga, propietario de una farmacia ubicada en Mendoza al 5800 recordó que hace “unos meses, cuando se planteó el tema de las obras en la zona por primera vez nos reunimos con algunos concejales oficialistas. No hubo tantas precisiones pero todos acordamos que algo había que hacer con el tránsito”.

   Según el comerciante, “hay calles en la zona como San Luis y Marcos Paz que desembocan en el trazado del ferrocarril y terminan siendo como un embudo y generando problemas para el barrio en cuanto a la movilidad”.

   “Incluso Pellegrini —siguió—no tiene calles anchas que la corten y permita la circulación dentro del barrio. Tenemos importantes problemas de congestionamiento en el tránsito y hacen falta obras”.

   Boasso también avaló el proyecto. Pero recordó que lo promovió en 2009 y desde entonces a la fecha, “la municipalidad perdió seis años en evaluar su viabilidad y aplicar la medida si era factible”.

   “Lo planteamos —continuó— cuando ya advertíamos los problemas de circulación entre el centro y la zona noroeste de la ciudad. Como así también la integración con las ciudades aledañas Funes y Roldán.

Nuestra intensión era anticiparnos al caos que es hoy la circulación de la zona pero como pasa siempre la iniciativa durmió en el Ejecutivo y hoy se presenta como una novedad”.

   El concejal de la UCR remarcó que “en este trayecto la única arteria de circulación fluida era avenida Pellegrini, hoy muy congestionada en algunos tramos en horarios picos, ya que tanto Mendoza como avenida Eva Perón a partir de la altura 5500, coincidiendo con las vías del ex Ferrocarril Mitre, reciben el flujo de tránsito de otras dos arterias importantes, San Juan y Santa Fe”.

   En la propuesta de Boasso, debido a que Eva Perón tiene, desde el 5500 hasta el límite del municipio, “un ancho de calzada incompatible para albergar dos sentidos de circulación más estacionamiento sobre ambos lados, se encomendaba al Ejecutivo que implemente un proyecto para la construcción de dársenas para estacionamiento entre Wilde y Rouillón”.

   “Las propuestas existen y se trabajaron con previsión. Sin embargo, luego de varios años, seguimos esperando soluciones por parte de la Intendencia”, lanzó el edil radical.

   Para Boasso, “una buena administración es aquella que se anticipa a los conflictos y promueve medidas que eviten inconvenientes a los ciudadanos. Esta gestión anuncia proyectos cuando el problema le estalló en las manos, como ahora ocurre con el proyecto del subterráneo ya que no se avanzó con alternativas al transporte”. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario