La Ciudad

Autorizan la construcción de quinchos en edificios, sin que computen altura

La medida, que modifica una ordenanza existente, se aprobó en la penúltima sesión del año del Concejo Municipal.

Domingo 27 de Diciembre de 2020

La penúltima sesión del Concejo Municipal aportó novedades a la regulación de la construcción de espacios de usos múltiples o quinchos en edificios, ya que se aprobó un proyecto de ordenanza que permite construir este tipo de estructuras en las azoteas de los edificios existentes, en ejecución y futuros, sin que computen altura.

La iniciativa, del concejal Agapito Blanco, modificó la ordenanza 9.987 que ya autorizaba a los edificios existentes en el sector comprendido por el área central y el primer anillo.

“Esta norma viene a dar respuesta a un viejo reclamo de los habitantes de viviendas colectivas en propiedad horizontal, que demandaban la posibilidad de construir espacios de esparcimiento común en las terrazas. Por otro lado, incentiva a los constructores a desarrollar estas superficies en cualquier tipología, tamaño y categoría de edificios, ya que hasta ahora y por cuestiones de racionalidad y aprovechamiento constructivo, solo se construían en proyectos de mayor envergadura”, aseveró el edil.

En tanto, afirmó: “Con esta ordenanza, los espacios para reuniones familiares o sociales comenzarán a formar parte ineludible en los proyectos edilicios y otorgarán, en consecuencia, una mejor calidad de vida para sus ocupantes. Además, la iniciativa motoriza la construcción ya que otorga mayor edificabilidad para los nuevos edificios y amplía la cantidad de espacios existentes susceptibles de construirse. Esto aumentará la demanda de mano de obra y materiales, con la consecuente creación de puestos de trabajo”.

El edil de Cambiemos aclaró que “si bien estos espacios vienen a mejorar la calidad de vida de muchos ciudadanos, en el caso de los edificios existentes, deberán contar con la autorización y consentimiento de la totalidad de los consorcistas, ya que en muchos casos y al no haber estado previsto en el proyecto original, su uso puede ocasionar molestias, sobre todo a los ocupantes del último piso”.

Blanco advirtió que “en ningún caso podrán utilizarse estas construcciones como viviendas, ni podrán ser consideradas unidades funcionales”.

La ordenanza del concejal logró, sobre fin de año, el acuerdo necesario para que la iniciativa llegue al recinto para su aprobación. Sin embargo, el resultado de la votación resultó en un empate con 12 votos a favor de los ediles Blanco, Roy Lopez Molina, Marcelo Megna, Fabrizio Fiatti, Lorena Carbajal, Susana Rueda, Mónica Ferrero, Renata Ghilotti, Verónica Irizar, Lisandro Zeno, Aldo Poy y María Eugenia Schmuck; y 12 votos en contra de Ana Martínez, Alejandro Rosselló, Carlos Cardozo, Daniela León, Germana Figueroa Casas, Caren Tepp, Jéssica Pellegrini, Pedro Salinas, Luz Olazagoitia, Norma López, Fernanda Gigliani y Eduardo Toniolli. Por esto, la edila Schmuck, en su carácter de presidenta del cuerpo, tuvo que desempatar la votación utilizando el doble voto previsto en el reglamento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS