La ciudad

Atacaron a un micro de larga distancia al ingresar a Rosario a la altura de Las Flores

Los pasajeros denunciaron que al advertir la presencia de los agresores llamaron a la policía, pero ningún móvil se hizo presente en el lugar ni el trayecto a la estación de ómnibus.

Sábado 20 de Septiembre de 2014

Un micro de larga distancia fue atacado ayer por varios delincuentes antes de ingresar a la ciudad. Como consecuencia del ataque, una mujer que venía en el ómnibus de la empresa Sierras de Córdoba resultó con heridas cortantes en la cara y en el brazo. Los pasajeros denunciaron que al advertir la presencia de los agresores llamaron a la policía, pero ningún móvil se hizo presente en el lugar ni el trayecto a la estación de ómnibus para protegerlos.

El hecho sucedió ayer por la tarde, alrededor de las 17.15. El micro, que salió de Buenos Aires a las 13.30 y tenía como destino final la ciudad de Córdoba, estaba circulando por la autopista a Capital Federal y a la altura del barrio Las Flores fue atacado por entre siete u ochos jóvenes, quienes empezaron a correr a la par del micro y a tirarle con bulones y objetos contundentes contra los vidrios.

Se presume que la finalidad era que parara la marcha para así desvalijar a los pasajeros.

A raíz de estos impactos, una mujer que viajaba en la parte superior del micro resultó con heridas cortantes en la cara y en el brazo, además de ser víctima de un ataque de nervios. También hubo varios vidrios rotos en la parte superior, pedazos de los cuales les cayeron encima a esta mujer.

Al llegar a la Terminal de Omnibus Mariano Moreno, fue trasladada a la enfermería, donde le realizaron las primeras curaciones y se comprobó que estaba fuera de peligro.

"Cuando nos dimos cuenta de lo que sucedía, el chofer amagó a disminuir la marcha y enseguida le empezamos a gritar que siguiera, porque venían a atacar el colectivo", relató otra mujer que venía en el micro.

"Si el colectivo se detenía, nos desvalijaban", razonó la mujer, quien relató por LT 3 los momentos angustiantes que debieron pasar arriba del ómnibus. "Llamamos al comando y no vino nadie. No apareció nadie en todo el trayecto, desde ahí hasta la terminal, pese a que le dimos todas las características del micro. Y tampoco vino nadie cuando llegamos a la terminal", sentenció.

Enseguida contó que "la señora que resultó cortada dijo que venía mirando y vio que venían corriendo los delincuentes, pero fue tan rápido que no atinó a hacer nada".

El micro venía con alta ocupación, sólo había unos cinco asientos libres, según contó la testigo, quien agregó que la agresión fue en el lado derecho del colectivo.

La mujer, quien contó como fueron los hechos, resaltó que "tampoco vino Gendarmería" a socorrer a los pasajeros y agregó que con ellos "se sentían más seguros. Ahora nos sentimos más desprotegidos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario