La ciudad

Assa reemplaza tapas de hierro por otras de cemento en Rosario

Los huecos en la esquinas y en la mitad de la calzada son consecuencia del robo del metal. Buscan aliviar el tránsito vehicular quitando los vallados instalados en varios puntos de Rosario.

Martes 07 de Agosto de 2012

Desde ayer, y a lo largo de toda la semana, Aguas Santafesinas SA (Assa) realizará un operativo para retirar 64 corralitos que se colocaron en distintos puntos de la ciudad tras el robo de las tapas de hierro de los sumideros. En su reemplazo, las cuadrillas de la compañía instalarán bocas de tormenta de cemento armado que desalientan el vandalismo ya que son de menor valor económico. A su vez, con este recambio colectivo, la empresa estatal busca descomprimir y hacer más fluido el caótico tránsito vehicular en el centro y el macrocentro de Rosario, zonas que concentran la mayor cantidad de esos cercos metálicos que señalizan y advierten el peligro.

El operativo de reposición de las tapas de sumideros o de tormenta, las rectangulares que están en las esquinas, por donde se colecta el agua de lluvia y coincide luego con el líquido cloacal, y de bocas de registro (las redondas que están en el centro de la calzada), se desarrollará hasta el viernes como consecuencia de la sustracción de los elementos de hierro fundido a lo largo de varios meses.

Ahora, las tapas metálicas serán reemplazadas por losas de cemento armado que desalientan el vandalismo en función de su menor valor económico, pero que cumplen la misma función.

La reposición, que beneficiará directamente en la fluidez al tránsito, se hará en 64 puntos donde actualmente hay vallas que evitan que se produzcan accidentes entre vehículos, ya que obstruyen parcialmente el radio de giro o bien dificultan maniobras en el tránsito. Y son un riesgo latente para los peatones.

El retiro de esos 64 corralitos está distribuido de la siguiente manera: 10 en el centro, 28 en el macrocentro, 21 en el norte, dos en el sur y el resto en otras zonas de la ciudad.

De este total, hay un mix de reposición, tanto de tapas redondas de caños cloacales ubicadas en el centro de la calzada como de sumideros en las esquinas que colectan líquidos pluviocloacales.

Las consecuencias del vandalismo son palpables. El año pasado, Assa tuvo que reponer 150 bocas de tormenta en el casco antiguo de la ciudad, de un total de 5.300 sumideros de hierro fundido bajo su área de competencia.

La perdida del metal, que se reduce para la reventa en el mercado clandestino, tiene un altísimo valor económico para los que lucran con el robo.

Pero su reemplazo con cemento (portland, hierro y arena) tiene un costo de 100 pesos, un monto que es hasta cuatro veces menor que el material sustraído en las esquinas.

En ese punto, Assa tiene a su cargo el radio antiguo (al sur, bulevar Seguí; al oeste, Avellaneda, y al norte Génova, hasta llegar al este, lindero al río Paraná), donde funciona el desagüe combinado con la descarga de líquidos pluviales y cloacales. Este mapa coincide con las áreas del centro y macrocentro (la mayor cantidad de bocas de tormenta).

Fuera de esa zona, Assa sólo tiene a su cargo las cañerías cloacales, mientras que la Municipalidad mantiene y opera los caños pluviales, donde también en algunos casos se han reemplazado con tapas de cemento porque las antiguas fueron vandalizadas.

Al respecto, La Capital había dado cuenta a principios de 2012 que la Municipalidad gasta 4 millones de pesos en reponer y mantener el mobiliario urbano todos los años, ya que resulta dañado por actos de vandalismo.

Repone 680 grandes cestos de plástico, cifra que representa el 10 por ciento del total de volquetes de ese material instalados en los barrios. También destina partidas para reponer bancos, cestos de basura y, fundamentalmente, juegos infantiles que son rotos o robados en las 400 plazas existentes.

Asimismo, se deben renovar los paneles de vidrio en varios de los 750 refugios destinados el transporte urbano de pasajeros, como también mantener los semáforos que fueron dañados intencionalmente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario