La ciudad

Asistirán a las escuelas que no pudieron retomar la presencialidad

El Ministerio de Educación relevará cómo fue el inicio del dispositivo de cierre de ciclo 2020 para los grupos prioritarios, que resultó de aplicación dispar.

Viernes 19 de Febrero de 2021

El Ministerio de Educación de la provincia implementó desde este jueves un método de recolección de información a través de un "formulario tipo" con el que pretende reunir datos fehacientes sobre el retorno a la presencialidad y acompañar a aquellas escuelas que no pudieron empezar, contó el secretario de Educación, Víctor Debloc. Dado que el comienzo de clases se está produciendo de manera paulatina durante esta semana corta, la idea es actuar a partir del lunes 22 en los casos que lo requieran.

El funcionario aseguró que la mayoría de los establecimientos públicos y privados arrancaron con la etapa de cierre del ciclo 2020, mientras que para los gremios Amsafé y Sadop recién la semana próxima se completará la grilla.

En el caso de las escuelas oficiales el panorama se vislumbra más complicado: el propio delegado de la Región VI de Educación, Osvaldo Biaggiotti, admitió en declaraciones a LT8 que de los mil locales escolares de la región, el cuatro o cinco por ciento necesita refacciones, porque han sido vandalizados o por problemas de infraestructura que vienen de arrastre (instalaciones de agua, gas y electricidad, por ejemplo).

“A través de la Secretaría de Gestión Territorial Educativa y la de Educación estamos confeccionando una planilla base para evaluar el funcionamiento del protocolo en este dispositivo progresivo (de regreso a clases para grupos prioritarios)”, explicó Debloc. A través de dicha herramienta confían en tener un panorama para actuar en firme en el caso de escuelas que no han podido abrir; incluso para hacer “ajustes razonables” en los protocolos y la organización de la jornada escolar.

Desde la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) calificaron al proceso de retorno como “muy lento y plagado de dificultades, tanto por el reintegro del personal como por problemas estructurales que el gobierno quiere empezar a resolver recién ahora pero pueden llevar hasta mitad de año para subsanarse”, advirtió el secretario gremial, Juan Pablo Casiello, en un alto durante una recorrida por escuelas. Entre las asignaturas pendientes figuran disponer las salas de aislamiento para los alumnos que presenten síntomas de Covid, dotar de agua a algunos edificios, cortar los yuyos de los alrededores e incorporar personal, sobre todo asistentes escolares y preceptores.

Precarios

“El panorama en algunas instituciones es de precariedad, otras se van acomodando. En todos los casos entre los docentes se ve preocupación, miedo, reclamos por las vacunas”, siguió Casiello, quien incluso pidió dejar de hablar de “burbujas”, ya que se trata de “un concepto que no existe”. “Lo que hay son grupos reducidos y mucha circulación dentro de las escuelas, inevitablemente”, describió. Y eso que por lo pronto sólo volvieron los estudiantes de séptimo grado de la primaria, de quinto año de la secundaria y de sexto de las técnicas.

En tanto, desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) Seccional Rosario analizaron que “se avanza de a poco y entendemos que para el lunes la mayoría de los establecimientos va a estar funcionando. La asistencia es dispar porque hay chicos de viajes de estudio y docentes que se reintegran en estos días”, evaluó el secretario general, Martín Lucero.

“Todo lo que suceda en estas semanas nos servirá para ver cómo hacemos a partir del 15 de marzo, cuando comience la alternancia (entre presencialidad y distancia). Lo consideramos como una prueba piloto que nos va a dar pautas sobre la convivencia. Incluso algunos colegios empezarán a convocar a grupos de otros grados para hacer revinculaciones”, agregó.

El dirigente se mostró optimista en cuanto al compromiso que adoptaron los empleadores frente al gremio de proveer mascarillas y barbijos a los docentes, los cuales serán objetos de uso personal (se pueden llevar a la casa). “De esa manera el riesgo de contagio baja notablemente según nos dicen los especialistas”, apuntó Lucero, y trajo al ruedo el tema de los hisopados para maestros y profesores que se discutió en el último encuentro paritario con el gobierno santafesino. “La provincia garantiza a través del Ministerio de Salud la práctica del hisopado en forma gratuita a todos los docentes que quieran o necesiten realizarlo”, se lee en el acta de la reunión del miércoles.

Desde Amsafé tienen la misma expectativa respecto de los elementos de bioseguridad. Creen que ese aspecto debe saldarse cuanto antes, al igual que la designación de personal para cumplir tanto con los protocolos como con lo pedagógico en la nueva normalidad educativa. Otro eje a abordar es la refacción de los establecimientos. Según Casiello, un cuarto de las escuelas del departamento Rosario presenta problemas edilicios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS