La ciudad

Arrancaron una reja y parte de la instalación eléctrica de un jardín de la zona norte

Los destrozos ocurrieron durante este fin de semana. También quitaron la alarma. Este lunes tuvieron que suspender las clases en el jardín al que asisten 210 chicos

Lunes 09 de Agosto de 2021

Los hechos de vandalismo sobre escuelas de la ciudad no cesan durante los fines de semana. Esta vez fue el turno del Jardín Nº 1, de Ferreyra al 1300, frente al parque Alem. Los intrusos no alcanzaron a robar nada, aunque destrozaron la reja de la puerta, arrancaron la alarma y parte de la instalación eléctrica. Este lunes tuvieron que suspender las clases.

“Esto no fue romper por romper, lo hicieron para entrar, porque había cosas en el patio para romper y no lo hicieron”, dijo a La Capital Andrea Fernández, la directora del establecimiento al que asiste 210 niños y niñas, desde sala de 3 a sala de 5. La docente se enteró del hecho ayer cerca de las 5 de la mañana, cuando fueron alertados por la empresa que colocó la alarma. Cuando fueron a ver se encontraron con que habían destrozado una reja de la puerta que da a la cocina, por donde se ingresa también al depósito, a la sala de maestras y a tres salas. “Fue arrancada la reja, la alarma y la instalación eléctrica”, detalló.

Desde la institución educativa confían que en el transcurso del día se puedan reparar los daños ocasionados. Ayer, de forma provisoria, debieron atar la reja blanca con alambre. De todas formas, la directora agradeció las muestras de solidaridad y afecto que recibió el jardín apenas se conoció la noticia. Incluso algunos padres de la comunidad con conocimientos de herrería se ofrecieron a dar una mano. Mientras tanto, hoy las clases están suspendidas.

jardin1 (4).jpg

Rotura del entramado social

El de este fin de semana fue el primer hecho de este tipo que sufrió el jardín en lo que va del año. En 2020 les robaron las dos bombas de agua y los reflectores, que ahora están en un sitio enrejado. Días atrás, Rubén Rosa, titular del Fondo de Asistencia Educativa (FAE) dijo que se contabilizan un promedio de 20 robos por mes en escuelas desde abril de 2020, y que estos hechos suceden casi siempre los fines de semana.

https://twitter.com/LT8am830/status/1421060977236267012

“Qué terrible que vos a costa de todo puedas pensar que te podés llevar de una institución pública lo que usan los pibes, que pueden ser de tu barrio, tus sobrinos o tus hijos. Esa es la impotencia que una siente. Cómo que nada del otro importa, porque de un jardín no te vas a llevar ninguna fortuna, más que témperas o muñecos”, reflexionó la directora. Al jardín asisten chicas y chicos del barrio y de Ludueña, Sarmiento, Empalme Graneros y Casiano Casas, entre otros.

A través de sus redes sociales, Andrea Fernández expresó su angustia por el episodio: “Tristeza, mucha tristeza por lo ocurrido y por pensar en quienes lo han hecho. Qué mal estamos, todas y todos, si hay gente que intenta robar en un jardín de infantes público. No es un caso aislado, es la enorme rotura del entramado social”. Y cerró: “Seguimos adelante, con la educación pública como bandera. Somos la escuela que enseña, resiste y sueña...”.

>> Leer más: Robos y vandalismo, la otra pandemia que padecen las escuelas de la periferia de Rosario

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario