La ciudad

Apagón por récord de demanda energética: más de 16 mil clientes sin luz

La conjunción resultó caótica: en una tarde en la que las altas temperaturas resultaron agobiantes, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) se encontró con una demanda récord de suministro eléctrico. Los 1.600 megawatts que consumió la provincia sumados a la antigüedad de las instalaciones eléctricas hicieron colapsar el servicio, dejando sin luz a más de 16.000 clientes.

Martes 25 de Noviembre de 2008

Rosario.- La conjunción resultó caótica: en una tarde en la que las altas temperaturas resultaron agobiantes, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) se encontró con una demanda récord de suministro eléctrico. Los 1.600 megawatts que consumió la provincia sumados a la antigüedad de las instalaciones eléctricas hicieron colapsar el servicio, dejando sin luz a más de 16.000 clientes.

Pasadas las 22, cuando todavía había entre cinco y seis mil hogares sin electricidad, el comité de crisis de EPE se encontraba reunido para buscar soluciones al mismo problema de todo los años que amenaza con agravarse: la EPE no da abasto ante la alta demanda energética.

El panorama fue crítico por la tarde. En algo más de cinco horas, desde las 16, salieron de servicio 16 cables de media tensión, lo que representó que cerca de cien subestaciones transformadoras resultaran afectadas. Esto implicó que entre 16 y 18 mil clientes se quedaran sin suministro eléctrico.

Pasadas las 22, desde la EPE aseguraron que estaba solucionado el 70% de los problemas, pero aún seguían sin luz entre cinco y seis mil hogares. La empresa estimó que hasta entrada la madrugada persistirían los inconvenientes.

La EPE aconsejó que los usuarios realicen un uso racional de la energía para evitar nuevos trastornos.

Poco después de las 19, los vecinos de Mendoza y Buenos Aires se sobresaltaron con una explosión. Los bomberos tuvieron que acudir de urgencia por el humo que emanaba de un subestación transformadora, mientras que casi simultáneamente una explosión en Mendoza 992 dejó una vereda arruinada y hasta algunos caños quedaron a la vista, mientras las casas de la zona quedaban sin energía. "Siempre pasa lo mismo, cada vez que sube la temperatura nos quedamos sin luz", se quejó una vecina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario