La ciudad

Anticipo de la auditoría al Huerto: docentes cobraban parte de su salario con atraso

Aunque el control del Ministerio de Educación aún no finalizó, el director provincial de Enseñanza Privada, Germán Falo, adelantó a LaCapital.com.ar que van a “exigir al colegio que no haya más demoras en los pagos a los docentes”. Además pidió a los padres encontrar una salida válida al conflicto.

Jueves 27 de Octubre de 2011

La auditoría al Colegio del Huerto le dio la razón a los docentes que denunciaban atraso en parte del pago de su salario. El control iniciado por el Ministerio de Educación aún no finalizó, sin embargo el director provincial de Enseñanza Privada, Germán Falo, adelantó a LaCapital.com.ar que van a “exigir al colegio que no haya más demoras en los pagos a los docentes”. También convocó a los padres a encontrar una salida válida al conflicto.

El despido sin causa de dos docentes de la institución de Juan Manuel de Rosas y San Juan la semana pasada terminó en una protesta generalizada de padres y estudiantes, que hasta llegaron a cortar durante dos días las clases, el reclamo de Sadop, y también en una intervención de Educación provincial para auditar qué pasa con el subsidio estatal que reciben y el origen de este conflicto que afectó el trabajo diario de la institución del centro rosarino.

Esa auditoría arrancó esta semana y aunque no está concluida, el director provincial del área, Germán Falo, adelantó a este medio que el trabajo ya demostró “que no hay irregularidad en los pagos de los sueldos que reciben del Estado”. El colegio tiene una subvención del 80% para pagar los salarios.

“Sin embargo, _continuó_ sí hemos podido comprobar que hay un pago diferido respecto del 20% restante del salario” (que proviene de las cuotas de 530 pesos que pagan los alumnos). Razón por la cual, el director santafesino indicó: “Vamos a exigirle al colegio que no haya más demoras en el pago de los docentes”.

También reconoció que quizás “esto ocurrió por una debilidad en las inspecciones, pero desde ahora le vamos a exigir (al colegio) que paguen el total del sueldo dentro de los cinco días que indica la ley”.

Agregó que el resto del personal que no pertenece a la planta docente “está en blanco y con los aportes correspondientes”. Igual, Falo señaló que “si hay alguna otra cuestión que exceda al ámbito escolar y se mete ya en lo congregacional, ya es un ámbito en que el Ministerio de Educación no puede intervenir”.

 Llamado a los padres

El director de enseñanza privada también mostró su inquietud por “reunirse con los padres”, con los que aseguró que estaba tratando de “encontrar interlocutores” para avanzar en la salida al conflicto.

 Al respecto el director provincial mostró su preocupación por la falta de una “presentación formal” por parte de los padres sobre la situación planteada. “Nosotros (como Ministerio) no hemos tenido ninguna presentación formal de ningún padre, la única presentación de este tipo hasta ahora la hizo Sadop”, dijo Falo en referencia a la ausencia de, por ejemplo, una nota que le de formalidad al reclamo.

 De todas maneras dijo que ha conversado con diferentes padres, pero falta un interlocutor formal para poder encauzar las acciones que deriven en una salida a este conflicto. También destacó la importancia de que los chicos “hayan regresado a clases” y se esté garantizando la asistencia al aula de los alumnos.

 El director Falo también reflexionó sobre la forma en que se desató este problema y la salida posible a la que aspiran llegar. Consideró entonces que “el problema del despido es una decisión unilateral que tomó el colegio esconde un conflicto mucho más grande”.

 Opinó entonces que la manera que el colegio encontró para resolverlo “fue  equivocada, como da echar a los docentes”. Pero también consideró que ahora los padres piden que para que todo se solucione, entre otras cosas, “se eche a todas las autoridades del colegio” (así lo pidieron en un petitorio). “Es, en definitiva,  una manera equivocada de pensar que los conflictos se resuelven sacando del medio a las personas”.

 Falo indicó enseguida que lo que están buscando es “encontrar un espacio de diálogo con los padres, con interlocutores válidos para precisar cómo salir de esta problemática”. Y recordó que paradójicamente los padres reclaman como primer punto que los docentes despedidos regresen a la escuela, “cuando ellos ya dijeron que no quieren hacerlo”.

 Al final reclamó llevar la discusión a un lugar de encuentro, para que también esto “resulte un aprendizaje para los chicos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario