La ciudad

"Antes que nada pido perdón", dijo el joven que desató la tragedia

Gastón Abraham D. pronunció esa frase al iniciar su declaración en la audiencia de ayer. No respondió preguntas.

Martes 12 de Marzo de 2019

"Antes que nada pido perdón, porque me enteré que el señor fallecido es padre de tres nenes", arrancó nervioso su declaración Gastón Abraham D., sin responder preguntas. "No venía corriendo picadas —aclaró—. Fue una noche, una semana, un mes muy agitados. Tenía a mi abuelo con un ACV en el sanatorio Parque. Yo lo tenía que cuidar. Era una urgencia, tenía prisa", dijo.

Sostuvo que iba frenando desde dos o tres cuadras antes porque "tenía que doblar en Garibaldi", pese a la prohibición de giro: "Ya sé que no está permitido, pero yo doblaba y estaba en mi casa".

Del video viralizado dijo que lo filmó cuando no había gente en la calle, "diez minutos antes de la noche de Año Nuevo, no había peligro". Y replicó que no eran suyas sino de dueños anteriores las multas registradas sobre cuatro autos que manejó (el Focus está a nombre de su abuelo) debido al uso de escape, vidrios o aditamentos antirreglamentarios o a la falta de documentación.


"Hecho aislado"

Los defensores de D., José Luis Abichaín Zuaín y Sebastián Pla, realizaron sus planteos. "Se está confundiendo espectacularidad con un tipo penal", dijo Abichaín sobre el encuadre doloso. "Se trató de un hecho aislado que no se condice con la vida de mi defendido", añadió. Ofreció una vivienda como fianza a cambio de su libertad o que quede detenido por 30 días.

La jueza —que le llamó la atención al acusado porque murmuraba improperios— resolvió que permanezca en prisión preventiva por el plazo legal de dos años, revisable cada 90 días. Mientras tanto continúa, de cara al juicio, una investigación que la fiscal estima concluir en un mes.

Para Canavesio, la mecánica del hecho es "incompatible con una maniobra de freno" y todas las evidencias dan cuenta de un "patrón de conducta": "Autos preparados, sin escape, videos donde se filma jactándose de su desprecio por la vida ajena. Esta marcha alocada excede la imprudencia. Es habitual, desmesurada y temeraria", remarcó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});