La ciudad

"Antes de que montaran un bar de cumbia, opté por cerrar Luna y que no existiera más"

Lo dijo Pablo Bonilla, dueño del emblemático pub ubicado en Tucumán al 900 que cerrará definitivamente el mes próximo. "Dejó de ser rentable", sostuvo y criticó el exceso de "reglamentarismo" de la Municipalidad.

Miércoles 15 de Julio de 2015

 "La Luna dejó ser rentable. Más allá de que se lo vea como un lugar especial, era un negocio. Hace casi 30 años que lo tengo, pero ya no daba para más. Intenté venderlo, pero lo que iba a suceder era que lo iban a cambiar o convertirlo en otra cosa, y preferí que no existiera más. Antes de que montaran un bar de cumbia opté por cerrarlo", manifestó Pablo Bonilla, dueño del emblemático bar ubicado en Tucumán al 900, que dejará de funcionar el mes próximo.

La noticia del cierre de La Luna causó un alto impacto en varias generaciones que acudieron a ese lugar durante más de 30 años en busca de diversión y buena música.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Bonilla dijo que los problemas comenzaron hace un par de años cuando la actividad quedó concentrada sólo los fines de semanas y por una clausura por ruidos molestos.

"A partir de ese episodio, el bar dejó de estar lleno. Los bares, cuando no están colmados se empiezan a vaciar de a poco. Entonces cada vez se ve menos gente y cuando la gente no ve gente, huye. El público busca público siempre, en todos lados", sostuvo Bonilla.

El empresario sostuvo que la normativa que regula el tema de los ruidos molestos "es terrible" para quienes manejan ese tipo de pubs. "La ley plantea un máximo de 50 decibeles que pueden trascender el edificio y eso es imposible de cumplir. Yo tengo una terraza con gente que no están escuchando música, pero si se mide da que hay más de 50 decibeles sólo con la gente hablando´.

"La política del municipio en torno a los locales como el nuestro no es rigurosa. El problema con la Municipalidad es que no tiene una política clara al respecto. Tiene reglamentos. Son reglamentistas y aplican reglamentos. Y con estas normas vigentes es imposible tener un bar como Luna", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario