La ciudad

"Antes, los precios de las prótesis estaban 200 por ciento arriba"

El gerente de Argusman SRL salió al cruce de las denuncias de la Asociación de Ortopedias de Rosario.

Sábado 14 de Septiembre de 2019

La polémica entre las ortopedias de la ciudad tuvo un nuevo capítulo. El socio gerente de Argusman SRL, Gustavo Avena, salió al cruce de las denuncias que hizo ante LaCapital la Asociación de Ortopedias de Rosario por la participación del laboratorio Cemok en la provisión de prótesis a la obra social estatal Iapos y al instituto Ilar. "Hasta la aparición de Cemok, los precios se encontraban hasta un 200 por ciento por encima de los costos reales tal como atestiguan numerosas empresas, ART y organismos que trabajan actualmente en discapacidad", sostuvo el empresario para advertir que la firma sólo participó del 3,8 por ciento de las licitaciones del Iapos; "al resto las ganó uno de los integrantes de la asociación, siendo su principal proveedor".

Cemok había sido mencionada por esta entidad entre los proveedores de Iapos. Sin embargo, hoy, bajo la denominación Argusman SRL, tuvo un nivel de participación bajo en la provisión de elementos ortopédicos a la obra social de los estatales, tal como publicó LaCapital en su edición de ayer.

La polémica estalló cuando la titular de la Asociación de Ortopedias de Rosario, Claudia Quintero, la señaló como una firma favorecida por un auditor de Iapos, "que controlaba las compras y las derivaba a Cemok".

Incluso, el diputado provincial Carlos Del Frade ingresó un proyecto a la Legislatura a comienzos de año con una serie de puntos a responder por parte del Ejecutivo provincial.

Entre ellos, se preguntó "si el gobierno provincial tiene conocimiento que gran parte de las partidas de las últimas prótesis encargadas por el Iapos fueron adquiridas a la firma Cemok".

Ayer, y a raíz de los cuestionamientos, Avena rechazó las acusaciones en su contra. Lo hizo a través de un comunicado donde indicó que Argusman SRL comenzó sus actividades en 2011 bajo el nombre de Quam Semper y Cemok, esta última firma dedicada a la confección de elementos ortésicos y kinésicos de alta calidad y tecnología.

Tras mencionar el vínculo con la Universidad del Gran Rosario y recalcar que se trata de un "laboratorio único en la región", con equipamiento diferencial, Avena mencionó que los licenciados "altamente calificados" que trabajan en la firma "vienen de la mano de la licenciatura en ortesis y prótesis que se dicta en esa casa de estudios, que ofreció esta carrera en forma gratuita". Así, dijo que se logró "profesionalizar espacios, sin formación académica y sólo por lucros excesivos".

Avena también le contestó a la entidad que lo señaló como parte de un entramado para obtener beneficios en el mercado. "La Asociación de Ortopedias de Rosario que nos acusa de acaparar el mercado está formada por profesionales, pero también por personas que nunca pasaron el ámbito académico. Esta entidad no tiene Cuit activo, no se sabe quiénes son sus representantes, ni sus directivos, ni las ortopedias que la conforman", indicó para concluir que "la conformación de estos espacios sólo tiene como meta formar precios".

Sobre este punto, el empresario subrayó: "Hasta la aparición de Cemok, estos precios se encontraban hasta un 200 por ciento por encima de los costos reales, tal como lo atestiguan numerosas empresas, ART y organismos de discapacidad". Así, concluyó que la participación de este laboratorio "provocó un reacomodamiento de precios".

Avena recordó que, antes de la aparición de la hoy Argusman SRL, el 74 por ciento de los pacientes que requería una prótesis finalmente no la usaba. "A nadie le interesaba el paciente, sino los márgenes de ganancia", denunció para agregar que "los acuerdos entre las ortopedias formaban un combo único para los abultados precios que le solicitaban a las firmas de medicina prepagas, ART y organismos públicos y privados".

Los párrafos finales del comunicado que distribuyó ponen de manifiesto un fuerte enfrentamiento entre las empresas locales. "Invitamos a que conozcan nuestro centro y que recorran el resto, que se dedicó por más de cien años al equipamiento ortoprotésico y entenderán el porqué de este movimiento intimidatorio que esta asociación hace contra nosotros".

Por si quedaban dudas, el comunicado finaliza: "No seremos amedrentados, presionados ni aceptaremos formar parte de grupos y asociaciones que no persigan los mismos intereses que nos mueven".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario