La ciudad

Ante la suba de precios, Cáritas redujo los bolsones de alimentos

El organismo reveló que desde el lunes viene lidiando con los proveedores de productos, que aplicaron un alza de hasta el 20 por ciento

Jueves 15 de Agosto de 2019

Los aumentos de precios, sobre todo después de la última suba del dólar, ponen en vilo las políticas de asistencia alimentaria dirigidas a los sectores más vulnerables de la población. Desde Cáritas Rosario advirtieron que tienen problemas con la entrega de algunas mercaderías básicas y otras llegan con aumentos de precios de entre el 15 y el 20 por ciento. "Hay mucha incertidumbre, tuvimos que reducir los bolsones que entregamos esta semana", graficó Aida Traversa, directora de la entidad encargada de coordinar la obra social de la Iglesia Católica.

Cáritas gestiona la ayuda inmediata en materia de alimentación que ofrecen las parroquias de todo el Arzobispado. Con este objetivo sostiene siete comedores y merenderos en los barrios más vulnerables de la ciudad y, además, entrega unos 14 mil bolsones mensuales de alimentos destinados a familias con niños de 2 a 12 años.

El organismo recibe subsidios del Estado provincial para la compra de alimentos, y del gobierno nacional como parte de programas de refuerzo para los comedores. Con esos fondos, advierten, vienen sosteniendo una demanda que crece al compás de la crisis económica del país.

Incertidumbre

Hasta el viernes, la mayor preocupación de los colaboradores de las parroquias era poder atender el aumento de la cantidad de familias que se acercaban con múltiples necesidades. A esta realidad se suman ahora las complicaciones propias de la estampida del dólar, después del revés electoral que sufrió el gobierno de Mauricio Macri.

Traversa reconoció que desde el lunes vienen lidiando con los proveedores que los abastecen de aquellos productos básicos que integran los bolsones. Once productos que no incluyen lujos: leche en polvo, aceite, azúcar, harina, arroz, fideos, lentejas, yerba o puré de tomate.

"Ya nos avisaron que la leche, el aceite o la harina vienen con aumentos de entre el 15 o el 20 por ciento. Pero además, hay muchas otras cosas que no nos están entregando porque no tienen certeza de que las cosas no puedan aumentar aún más", explicó la directora de Cáritas.

En medio de ese "tire y afloje", sostuvo, ya empezaron a reducir el contenido de los bolsones de alimentos. "Los que entregamos esta semana ya son más chicos que los que repartimos el viernes. Veremos qué podemos armar en septiembre", se lamentó Traversa.

La directora del organismo explicó que es "la única forma" que tienen para "amortiguar" el aumento de los precios, "al menos hasta que se modifiquen los subsidios" estatales que recibe el organismo. En el medio, se quejó, "el hilo se corta siempre por lo más delgado".

Las parroquias de la Iglesia Católica no son las únicas que atraviesan problemas para mantener la ayuda alimentaria. Anteayer, organizaciones barriales se manifestaron frente a la sede de Desarrollo Social de la Nación para reclamar por el atraso en la entrega de cajas de leche y alimentos secos que distribuyen entre unas 6 mil familias de los sectores más vulnerables de la población.

Según advirtió el referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Eduardo Delmonte, desde abril no se reciben unas dos mil cajas de leche en polvo que se entregan a familias con niños, y hace dos meses también se discontinuó la entrega de alimentos secos con los que se arman unos 6 mil bolsones.

Hace tres meses, el arzobispo de Rosario, Eduardo Martín, y las entidades que forman parte de la Mesa de Encuentro por la Emergencia Social le pidieron una audiencia a la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley. Sin embargo, el pedido aún no fue atendido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario