La ciudad

Animos alterados y figuras repetidas en campaña

Domingo 07 de Abril de 2019

A 21 días de las elecciones primarias que definirán las listas que competirán en las generales provinciales de junio, los ánimos de funcionarios y precandidatos empezaron a exaltarse. Y lo harán aún más a medida que se acerque la fecha de acudir a las urnas.

Rosario empieza a latir en modo electoral y quienes aspiran a dirigir los destinos de esta ciudad, ya sea desde la Intendencia como desde una banca en el Concejo, se muestran hiperactivos.

Por lo pronto, y tras meses de silencio mientras la interna amenazaba con devorarlo, Roy López Molina volvió al ruedo y la estructura nacional de Cambiemos empieza a acompañarlo en su trajín para intentar destronar al socialismo después de 30 años de hegemonía local.

Esta semana fue el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien se fotografió junto a Roy y la fórmula de ese espacio para competir por la gobernación, José Corral y Anita Martínez.

Mientras tanto, en el seno del Frente Progresista se siguieron sacando chispas. La precandidata de este sector que cuenta con el explícito apoyo del gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Mónica Fein, Verónica Irizar, fue muy dura con su competidor por la candidatura a la Intendencia, Pablo Javkin.

"Los procesos que él llevaba adelante desde la Secretaría General del municipio son los que más reclaman los vecinos en los barrios", disparó sin medias tintas la blonda concejala esta semana.

Así, sin anestesia, aplicó un duro golpe en el talón de Aquiles de Javkin, que en plena campaña hace malabares para diferenciarse de una gestión que integró efectivamente como secretario General del gabinete de Fein, y donde hoy lo reemplaza un fiel colaborador suyo.

Perlitas

Además, mientras se acercan las Paso surgen algunos números interesantes. Por ejemplo, 828 personas integran las 36 listas de precandidatos a concejales rosarinos que irán a las urnas el 28 de abril.

En el peronismo causa sorpresa el nombre del espacio: "Juntos". Paradójico si se tiene en cuenta que el sector tendrá ocho listas de precandidatos a concejales para dirimir la oficial que llegará a las generales de junio.

Es decir, lo de "todos unidos triunfaremos" que pregona la marcha quedará para más adelante. Por ahora, los que se encolumnan en el espacio que lidera Omar Perotti medirán fuerzas con quienes abrazan a María Eugenia Bielsa, duros sectores del kirchnerismo, el Movimiento Evita, las dos fracciones que quedaron de lo que fue el sector liderado por Héctor Cavallero y nuevos frentes de reciente formación.

Otro partido que se alista es Unite por la Familia y por la Vida, un clásico de todas las elecciones. Se trata del espacio que suele servirle de plataforma a muchos candidatos. Es más, por allí compitió hasta el mismísimo Jorge Boasso. El apoderado del partido, José Bonacci (ex concejal rosarino), fue investigado en 2011 por la Justicia por irregularidades en los avales y seis años después tuvo que explicar que su sector no hacía un negocio de la política.

Unite vuelve al ruedo este año en Rosario con siete listas de precandidatos a concejales. La estrategia es clara, esa multiplicidad tiene como objetivo llegar a cosechar el 1,5 por ciento del padrón electoral que necesita el partido para llegar a las generales. Es que cada voto vale y se convierte en dinero que ingresa al espacio político.

Ciudad Futura, en tanto, el partido que se convirtió en la gran sorpresa de las elecciones 2015, cuando se presentó en sociedad logrando tres bancas en el Concejo, las pondrá en juego este año. Por lo pronto el espacio no tiene internas, va con una sola lista liderada por Caren Tepp, que buscará renovar su mandato.

Así las cosas, Rosario empieza a latir en medio de la campaña, esos días donde todo se convierte en anuncio grandilocuente o denuncia mediática. Y donde en algunas listas siempre se encuentran nombres que vienen viviendo de la política desde hace más de 20 años. Algunos, más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});