La ciudad

Angelini culpó a la provincia por los niveles de inseguridad de Rosario

El diputado provincial del PRO se lamentó que la ciudad esté "entre las cincuenta más violentas del mundo, a la par de urbes castigadas por la pobreza más extrema".

Lunes 24 de Marzo de 2014

El diputado provincial de Unión PRO Federal, Federico Angelini, se lamentó que "Rosario esté entre las 50 ciudades más violentas del mundo a la par de urbes castigadas por la pobreza más extrema y postergación en materia de inclusión social, como son los casos de Tijuana (México) o Puerto Príncipe (Haití)”.

Un informe de la Fundación Pensar reveló que Rosario se encuentra entre las 50 ciudades más violentas del mundo. Estos datos se desprenden de los primeros 76 días del año, donde se registraron 76 asesinatos en la ciudad, lo cual da un saldo de un rosarino abatido por día. El análisis detallado de estos números permite descifrar una tasa anual de 30,45 asesinatos cada 100 mil habitantes.

Angelini recordó que el 2013 cerró con 256 homicidios en el departamento Rosario y marcó un salto de más del 40 por ciento respecto del año anterior. Sin embargo, apuntó que la tendencia para este año apunta a superar ese porcentaje.

“Independientemente de la odiosa comparación con otros conglomerados, el deterioro en las estadísticas de seguridad no conocen precedentes. Sin lugar a dudas, la pasividad frente a esto no es una alternativa”, señaló el legislador macrista.

Para el diputado santafesino, el deterioro que se presenta en temas de seguridad ciudadana llevó a Rosario a estándares comparables con urbes más riesgosas, las cuales han experimentado un creciente aumento de las tasas de homicidio. “La explicación debe entonces buscarse en la ineficiencia de las políticas de Estado y una supina incompetencia por parte de los responsables de su diseño y ejecución”, apuntó.

A Angelini destacó que “el 80 por ciento de los asesinatos registrados involucraron el uso de armas de fuego”, lo cual resalta la disparada en los niveles de violencia. “Los rosarinos no pueden seguir sufriendo el rumbo errático del gobierno provincial en materia de seguridad. A la luz de los hechos, la inacción del Estado resulta incomprensible”, dijo.

En ese sentido, señaló la necesidad de avanzar hacia la autonomía de Rosario para permitir trabajar la municipalización de ciertos cuerpos de seguridad con mayor razonabilidad y sentido común. “Para crear una policía local hay que aprobar la autonomía de Rosario -dijo-. Eso nos permitirá a todos los rosarinos contar con una policía propia, nueva, mejor jerarquizada y moderna que esté más cerca del vecino”.

“Estamos ante un cuadro de situación complejo, porque el número de muertes sigue aumentando, debemos reaccionar a tiempo y actuar con verdaderas políticas de estado. Hay que trazar un rumbo fijo para garantizar la vida y los bienes de todos los ciudadanos de la provincia”, finalizó Angelini.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario