La ciudad

Amsafé Rosario pone en duda el comienzo del ciclo lectivo 2011

Advierte que el gobierno no los convoca a dialogar sobre aumento salarial. Sostiene que "si lo hace en febrero, la negociación se puede alargar y peligra el comienzo de clases" .

Miércoles 12 de Enero de 2011

A escaso mes y medio de que comiencen las clases, la delegación local del gremio que nuclea a los maestros públicos santafesinos (Amsafé) ya puso en duda el inicio del ciclo lectivo. Según destacó el secretario general de Amsafé Rosario, Daniel Couselo, la causa está dada en la demora del gobierno provincial en convocarlos a discutir la política salarial. "El ministro (de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio) Bonfatti había dicho que nos iban a llamar el 2 de enero y sin embargo nada sucedió. Si lo hacen en febrero, las negociaciones se pueden dilatar y corre riesgo el inicio del ciclo lectivo" (fijado el 28 de febrero), advirtió.

Couselo no dudó un instante en señalar que "ningún docente de la provincia puede ganar menos de 4 mil pesos" (hoy el salario mínimo es de 2.400) y fustigó las declaraciones del ministro de Economía, Angel Sciara, quien había calificado de "exabrupto exagerado" el pedido de un 35 por ciento de aumento salarial que lanzaron gremios estatales.

"Es preocupante que ante un reclamo sindical el ministro Sciara lo califique de exabrupto. Cuando los gremios reclaman, ese pedido tiene que ver con una realidad concreta. Acá la inflación sin dudas deterioró los salarios de una manera considerable. El aumento que nos dieron a fin del año pasado ya fue absorbido por el proceso inflacionario", puntualizó el gremialista.

Además, trazó un paralelo con distintos aumentos que se vienen dando, lo que a su entender deja en evidencia el "estancamiento salarial. La carne subió mucho más del 30 por ciento, los alquileres también y sin embargo cuando los gremios reclaman incrementos, el ministro simplemente descalifica el pedido", indicó.

Si bien ayer los funcionarios responsables de llevar adelante las negociaciones con los gremios se abstuvieron de hacer declaraciones, trascendió que la convocatoria a la mesa salarial podría surgir en los próximos días.

No obstante, los docentes pusieron sus reparos. "La idea de Bonfatti de convocarnos el 2 de enero a rediscutir salarios fue tan sólo una expresión mediática y para zafar del momento", consideró ayer Couselo y volvió a poner de relevancia el hecho de que "no hay demasiado tiempo para sentarse a una mesa salarial".

En rigor, lo que Amsafé teme es que el gobierno no esté tomando en cuenta que el inicio del ciclo lectivo está fijado para el 28 de febrero. "Empezar a discutir aumentos salariales en febrero implica que se está muy encima del inicio de las clases y los tiempos son muy justos. Hay que tener en cuenta que nuestro gremio toma sus decisiones en base a asambleas departamentales y provinciales que llevan su tiempo, y si la discusión se empantana, eso puede poner en riesgo el inicio del ciclo lectivo", advirtió el titular del sindicato docente a nivel local.

Es más, también criticó la decisión oficial de empezar las clases el 28 de febrero. "Hay que tener en cuenta que en esa fecha a muchos padres se les dificulta tener dinero para comprar los útiles escolares y hay que ver si el gobierno realmente trabajó este mes y todas las aulas están en condiciones de recibir a los alumnos para esa fecha".

Temas pendientes. Según destacó el titular de Amsafé Rosario, además de la discusión salarial, el otro tema que preocupa a los maestros es la "falta de espacio en el nivel secundario. Hay un déficit muy grande en ese nivel. Los establecimientos no están preparados para recibir al secundario. Acá se improvisó mucho para cumplir con la obligatoriedad de ese nivel, se pusieron aulas móviles y hasta se afectaron espacios destinados al primario que sin dudas va a repercutir de manera negativa en muchas escuelas", indicó Couselo.

A renglón seguido, puntualizó que "es el gobierno el que maneja los tiempos de las negociaciones", por lo que consideró "imperioso" que la convocatoria al diálogo se haga durante este mes.

"El objetivo es llegar al inicio del ciclo lectivo con el aumento salarial acordado, y si las negociaciones se dilatan, entonces ese inicio corre serio riesgo de truncarse", remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario