La ciudad

Amsafé Rosario pide un salario mínimo de bolsillo de 15.677 pesos

Fue más allá del reclamo de incremento de entre el 35 y 40 por ciento. El planteo significa un aumento del 72 por ciento promedio para un sueldo inicial.  

Viernes 12 de Febrero de 2016

Los docentes nucleados en Amsafé Rosario ahora piden un salario mínimo de bolsillo de 15.677,40 pesos, un día después del primer encuentro formal de la mesa paritaria docente a nivel provincial al que su gremio llevó un planteo inicial de aumento de entre el 35 y el 40 por ciento. El titular de la delegación local, Gustavo Terés, argumentó que la demanda coincide con el resultado que arroja la canasta para un hogar constituido por una pareja con dos hijos menores, elaborada desde hace años por la junta interna de ATE Indec y actualizada a diciembre de 2015.

Actualmente un docente que recién se inicia cobra en torno a los 9.000 pesos mensuales. El salto a la canasta elaborada por los trabajadores del Indec significa un reclamo de un aumento salarial del 72 por ciento. Aún así, las canastas de consumos mínimos —tanto alimentaria como de otros bienes y consumos— es con la foto de diciembre, por lo que, reconocieron desde Amsafé Rosario, están quedando afuera los incrementos de tarifas, servicios y precios de enero y febrero.

Amsafé Rosario se suma así a una estrategia similar iniciada en 2004 por el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario —que plasmó desde hace unos años en sus negociaciones paritarias a nivel nacional—, que apunta a despegarse de una discusión porcentual del salario. La Asociación Gremial de Docentes e Investigadores (Coad) es otra de las organizaciones sindicales que definió este camino.

Carta magna. Con todo, el salario mínimo, vital y móvil, según la definición en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y el artículo 116 de la ley de contrato de trabajo EM_DASHque ordena una alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión por el pago de la jornada laboral normalEM_DASH, para marzo podría ubicarse en torno a los 17.000/18.000 pesos, en base a la evolución de precios y que en marzo del año pasado se estimó en 14.931 pesos. A ese monto llegaron economistas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), sobre la canasta básica, en base a la Encuesta Permanente de Hogares (EPH).

Si bien la metodología utilizada por los trabajadores del Indec y tomada por Amsafé no es la misma, las cifras se asemejan, pero sobre de una estrategia que no sea porcentual. El trabajo sobre ¿cuál debe ser el salario mínimo? se presentó en la sede de ATE Rosario.

Por lo pronto, la reunión paritaria que sostuvieron anteayer los docentes con funcionarios del gobierno santafesino fue de aproximación, el Ejecutivo provincial dijo que no tendría en cuenta el tope del 25 por ciento que propuso Nación en las primeras mesas paritarias en las que se sentó hasta ahora, una de ellas las de los maestros, pero no hubo una propuesta formal.

En cambio, los gremios docentes le comunicaron formalmente a las autoridades que el reclamo de incremento salarial oscila "entre el 35 por ciento y el 40 por ciento y no se aceptarán pisos ni techos" en las mesas de negociaciones, según subrayó la secretaria del gremio de los docentes santafesinos y titular de la Ctera, Sonia Alesso.

Antes de conocerse la pretensión salarial planteada ayer por Amsafé Rosario, la ministra de Educación provincial, Claudia Balagué, se mostró optimista de alcanzar un acuerdo y recordó que en los últimos ocho años las partes terminaron llegando a un acuerdo.

Hasta aquí. En los dos últimos años las paritarias docentes se cerraron apenas por encima del 30 por ciento. Un 31 por ciento en 2015 y 30,5 por ciento en 2014. Si se toma la serie histórica de paritarias desde el 2009 hasta el año pasado arroja que el incremento salarial acumulado supera, en promedio, casi el 360 por ciento. Una cifra semejante a la alcanzada por otros trabajadores del Estado.

En adelante. El lunes próximo se reunirán las comisiones técnicas que abordarán no sólo temas salariales sino las condiciones de trabajo de los docentes, como el régimen de concursos y de ascensos y "la implementación de un plan anual para trabajar en enfermedades específicas de la labor docente", detalló la titular de la cartera educativa.

El gobierno como los gremios coincidieron que la paritaria docente podría ser reabierta antes de fin de año si los índices de precios vuelven a desacomodar las variables salariales que se acuerden.

Festram pone plazos para iniciar negociaciones

El plenario de secretarios generales de los gremios que integran la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) estableció como fecha límite el próximo lunes para iniciar las negociaciones salariales en la paritaria municipal. En la misma resolución facultó al Consejo Directivo para determinar las medidas que considere necesarias en reclamo de la urgente apertura de las mismas.

Los sindicatos consideran que "nuevamente se discrimina a los trabajadores municipales y comunales en el derecho a la negociación colectiva. El gremio provincial viene reclamando la conformación de la comisión paritaria desde principios de enero y mientras el resto de los sindicatos del sector público ya inició las negociaciones salariales, Festram aún no tiene fecha de convocatoria a paritarias.

Por lo expuesto, las organizaciones adheridas a Festram exigieron al Consejo Directivo que disponga medidas de acciones sindicales contundentes si antes del próximo lunes los trabajadores municipales no están discutiendo la política salarial. Asimismo, el plenario de la federación otorgó mandato a sus representantes paritarios para que se impulse el reclamo de un 40 por ciento de aumento, en coincidencia con el incremento presupuestario del Estado provincial y de la mayoría de sus municipios y comunas.

También pedirán que los reajustes pactados se contemplen desde enero del corriente año y se establezca un monto compensatorio a los valores insignificantes de las asignaciones familiares y a la reducción de los sueldos de bolsillo que impone el impuesto a las ganancias. Por lo pronto, el gremio permanece en estado de alerta y movilización, ya que al malestar que genera la demora en la discusión salarial se forjan situaciones conflictivas en distintas municipalidades de la provincia.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario