La ciudad

Amsafé le pidió más tiempo a Educación para debatir los planes de los profesorados

La secretaria general de Amsafé provincial, Sonia Alesso, aseguró que esta semana habrá una audiencia con la cartera educativa provincial para abordar los intentos de cambios curriculares.

Martes 10 de Junio de 2014

Más plazo y espacios de participación para debatir los cambios en los planes de estudio de los profesorados reclamaron desde Amsafé provincial al Ministerio de Educación de Santa Fe. Fue a través de un pedido de audiencia, que según confirmó a La Capital la secretaria general del gremio, Sonia Alesso, falta definir la fecha pero “con seguridad se concretará esta semana”.

El pedido tiene que ver con los diferentes reclamos que vienen realizando docentes y estudiantes sobre el “cambio curricular de los planes de estudio de las carreras de formación docente en el nivel superior”. Alesso repasó que los temas para tratar con el Ministerio tienen que ver con la necesidad de contar con más plazos para dar las discusiones necesarias sobre los cambios en los planes de estudio. “Una reforma curricular no puede plantearse en términos de plazos temporales, es necesario generar todos los tiempos y espacios para el debate y la elaboración, que sean necesarios en las instituciones”, señaló.

También entra en ese pedido que “se habiliten jornadas periódicas y secuenciadas para el trabajo en los Institutos Superiores, con la licencia que posibilite la participación de todas y todos los docentes”. Por otra parte, figura en el temario el “respeto de la Resolución 24/07, que establece un piso de 2600 horas reloj y la necesidad de garantizar que el cambio curricular debe respetar las cargas horarias que tienen los actuales diseños curriculares”.

Además se pedirá que se revise la incorporación del espacio Movimiento y Cuerpo dentro de los planes propuestos para la formación de los docentes en la provincia. Y, entre otros aspectos, el pedido para que se permita un “debate integral de las reformas del nivel superior” que abarque el diseño curricular y los reglamentos orgánicos, académicos, de la práctica.

En la visión de Alesso, el cambio curricular para la formación docente es importante pero no se lo puede garantizar en las condiciones actuales, en cómo se está llevando adelante en los institutos. Entiende que tiene que surgir del interior de los profesorados, que forman los docentes que luego darán clases en las distintas disciplinas del secundario, “con una mirada íntegra y articulada, definiendo que para garantizarlo no puede limitarse a un «techo» de carga horaria, ni cerrarse en la fecha prevista por el Ministerio” (el 31 de julio que viene).

En un comunicado de prensa, Amsafé advierte “que ningún proceso de reforma curricular puede construirse sino sobre la base de las mejores tradiciones pedagógicas y la recuperación de los saberes teórico-práctico de generaciones de docentes formadores de formadores”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario