Elecciones 2017

Amplio triunfo de Cambiemos en las internas para concejales de Rosario

Roy López Molina y Anita Martínez cosechaban unos 149 mil votos, muy lejos de los 43 mil del Frente Progresista. El justicialismo fue segundo.

Lunes 14 de Agosto de 2017

La elección que empezó a definir anoche las listas que competirán en octubre para acceder a una de las 13 bancas que se renovarán en el Concejo Municipal dejó a Cambiemos en inmejorable posición. Cerca de 149 mil rosarinos apoyaron a los candidatos del partido de Mauricio Macri en la ciudad, y dentro de esta interna, Roy López Molina se impuso a Anita Martínez. Tercero en las preferencias se ubicó el kirchnerista Roberto Sukerman y cuarto Pablo Javkin, candidato del oficialista Frente Progresista. El quinto lugar lo ocupó el pastor Eduardo Trasante, quien encabezará la lista de concejales de Ciudad Futura.

La jornada electoral dejó además un dato alentador: concurrió a expresarse a las urnas cerca del 70 por ciento del padrón, cuando en las últimas internas abiertas de 2015 ni siquiera había ido el 60 por ciento.

Para acceder a las generales los candidatos debían sacar ayer el 1,5 por ciento del padrón electoral, equivalente a unos 12 mil votos. Al cierre de esta edición, además de Cambiemos, el Frente Justicialista, el Frente Progresista y Ciudad Futura, se anotaban para competir en las generales la Alianza Espacio Grande, con Carlos Cossia; la Agrupación 1 Proyecto Santafesino, con Daniela León; el Frente Social y Popular, con Majo Gerez y el radical Martín Rosúa.

Afuera de las generales se quedaron, por ejemplo, el ex titular del Cudaio, Armando Perichón; el ex concejal del cavallerismo, Alfredo Curi, y la candidata del Frente de Izquierda y los Trabajadores, Virginia Grisolía.

Minutos despúes de las dos de la madrugada, y con un total de 2.363 mesas, había 55 desestimadas. Se trata de aquellas cuyos telegramas fueron considerados inconsistentes para su carga por el Tribunal Electoral. Los votos en blanco trepaban a más de 24 mil y los anulados eran 47 mil.

El gran ganador

Bastó que se cerrara el escrutinio y comenzaran a contarse los votos para que la tendencia llevara todas las miradas a los búnkers de los candidatos de Cambiemos. Roy López Molina y Anita Martínez protagonizaron la interna que cosechó el mayor interés de los rosarinos. No pocos operadores políticos de este espacio se frotaban anoche las manos pensando que, de repetirse esta tendencia en octubre, Cambiemos no sólo revalidará las dos bancas que pone en juego (hoy este espacio tiene cinco concejales, de los cuales dos terminan su mandato en diciembre) sino que hasta podría duplicarlas.

López Molina y Martínez habían protagonizado una campaña bastante agresiva, con denuncias cruzadas y gran pirotecnia verbal. Es que ambos aspiran a ser intendentes en 2019 y esta elección era clave para fijar cuál de ellos quedaba en mejor posición para aspirar ese año a suceder a Mónica Fein.

Al cierre de esta edición, y con el 89,42 por ciento de las mesas escrutadas, la interna de Cambiemos quedó en manos de López Molina, por lo que será quien encabece la lista de concejales de este espacio en las generales de octubre.

Cambiemos sacó más del triple de votos que el oficialista Frente Progresista Cívico y Social. Es más, López Molina solo cosechó más sufragios que toda la coalición oficialista que gobierna Rosario desde hace más de dos décadas.

Segundo en las preferencias de los rosarinos a la hora de sumergirse en las internas partidarias se ubicó el Frente Justicialista. Dentro de este espacio el más votado fue Roberto Sukerman, seguido muy de lejos por Fernando Rosúa.

Exultante, y en la sede de la Corriente Nacional de la Militancia, el abogado constitucionalista remarcó que se consolida como "una opción para 2019", cuando sin dudas competirá por la Intendencia.

Allí se festejó, pero la mayoría de las miradas estuvieron puestas en la lucha voto a voto que su líder, Cristina Fernández de Kirchner, mantenía con el candidato de Cambiemos, Esteban Bullrich, en la provincia de Buenos Aires.

Preocupados

El tercer lugar lo ocupó el Frente Progresista, que cerca de las 2.30 de la madrugada sumaba apenas 43 mil votos. De esos sufragios, el 82 por ciento fueron para el actual secretario General de la Municipalidad, Pablo Javkin, que se impuso claramente a su competidor, Sebastián Chale.

Claro que los votos no fueron los esperados, y así lo tradujeron los rostros anoche en el búnker del oficialismo. Tanto, que 42 minutos después de las 21 Javkin enfrentó las cámaras y lanzó un lacónico "no es la primera vez que nos toca arrancar desde atrás".

La frase resumió el ánimo reinante. Muy lejos de los más de 148 mil votos de Cambiemos y detrás del kirchnerismo, que llevaba entrenado la madrugada unos 88 mil votos, la elección del oficialismo rosarino fue un mazazo para la coalición, que deberá replantear su estrategia si no quiere salir muy mal parada en las generales.

Es que el Frente Progresista pone en juego nada menos que cinco bancas, y de repetir la performance electoral de ayer, le será muy difícil retenerlas. Es decir, si la intendenta Mónica Fein tuvo que lidiar hasta ahora con un Concejo muy esquivo a sus iniciativas, de seguir esta tendencia electoral el futuro no será muy alentador.

En Ciudad Futura, en tanto, el pastor Trasante sacó 26 mil votos, similar a lo que el líder de esta agrupación, Juan Monteverde, había cosechado en las Paso de 2015. Claro que Monteverde después en las generales trepó a 87 mil votos. Habrá que ver si la lista encabezada por Trasante logra repetir esa hazaña.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario