Controles

Amplio operativo en la zona sur para evitar el avance del coronavirus

La secretaría de Control y Convivencia tomó la temperatura a los conductores para detectar posibles contagios de Covid-19.

Sábado 20 de Junio de 2020

La Secretaría de Control y Convivencia municipal está realizando controles de temperatura corporal a conductores y sus acompañantes en bulevar Oroño y Batlle y Ordóñez, acceso sur de la ciudad. El objetivo es detectar síntomas compatibles con el coronavirus entre las personas que ingresan a la ciudad, provenientes de la provincia de Buenos Aires, zona de circulación comunitaria del virus.

Los operativos están a cargo de agentes municipales y personal médico de la Dirección General de Tránsito, junto con efectivos de la Policía de Santa Fe. Los controles se efectúan a los autos, motos, camiones y colectivos que ingresan a la ciudad.

Temperatura

En este marco se pide al conductor que se detenga, y se procede a tomarle la temperatura a todos los pasajeros del vehículo, para lo cual se utilizan cuatro lectoras.

El tope permitido es de 37,6 grados y en caso de que la medición resulte superior, interviene el médico de la Secretaría y el Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) para que se le practique, a la persona en cuestión, el hisopado correspondiente, de acuerdo al protocolo correspondiente.

Luego, se espera el resultado del análisis efectuado. Si éste da positivo, está previsto que se traslade a la persona a un hospital, y en caso contrario, se habilita su circulación para que prosiga su viaje.

Se trata de una medida preventiva a fin de reforzar los controles que se vienen efectuando entre las personas que visitan la ciudad, provenientes de otras provincias del país.

“En Rosario hemos podido frenar el avance de la pandemia a fuerza de respetar las recomendaciones sanitarias indicadas para el Covid-19. En este momento, vemos prioritario fortalecer los cuidados entre las personas que pueden llegar a la ciudad con los debidos permisos de circulación, a fin de evitar que circulen con fiebre, uno de los signos más palpables de la infección”, sostuvo la titular de la secretaría de Control y Convivencia, Carolina Labayru.

“Sabemos que en Buenos Aires el virus tiene gran circulación y es nuestro deber preservar a los ciudadanos y ciudadanas de Rosario de cualquier tipo de posibilidad de contagio”, evaluó.

La funcionaria recordó que la acción preventiva va en sintonía con los controles de camiones con mercadería provenientes de esa misma provincia vecina.

“La prevención va de la mano del control y es nuestra tarea evitar la propagación del coronavirus en la ciudad”, concluyó la funcionaria.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario